La presidenta de PSOE, Cristina Narbona, realiza declaraciones a los medios de comunicación esta mañana en la madrileña sede de Ferraz.-EFE/JJ Guillén

Sánchez juega con Casado y Rivera para tener su abstención

stop

El PSOE, tras aparentar una ruptura con Podemos, mantiene su "oferta programática" a Cs y PP y destaca que "abstenerse no es pactar"

Economía Digital

La presidenta de PSOE, Cristina Narbona, realiza declaraciones a los medios de comunicación esta mañana en la madrileña sede de Ferraz.-EFE/JJ Guillén

Barcelona, 27 de julio de 2019 (17:08 CET)

Los analistas de 'La Plaza' analizan en el episodio de esta semana las consecuencias de la fallida investidura de Pedro Sánchez

Tras la segunda fallida investidura de Pedro Sánchez, ahora los socialistas giran el rumbo de sus declaraciones y aseguran que mantienen su "oferta pragmática" para buscar la abstención de Ciudadanos (Cs) y el Partido Popular (PP). 

La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, ha asegurado que su partido "explorará otras vías diferentes" para intentar formar gobierno de cara a septiembre después de que en la investidura fallida del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, se viera que "no era posible un Gobierno de coalición" con Unidas Podemos.

"Unidas Podemos rechazó la oferta generosa y consistente del Gobierno y ahora toca explorar otras posibilidades", ha insistido Narbona que confía en que el resto de fuerzas políticas "demuestre un sentido de responsabilidad para estar dispuestos a hablar con Sánchez" y evitar que España vaya a unas segundas elecciones en noviembre.

En declaraciones a los medios en la sede del partido en Ferraz, Narbona ha explicado que Sánchez se va a dirigir a todos los líderes de los partidos políticos para "abrir un espacio de conversación y aproximación" e intentar alcanzar acuerdos, por lo que les ha instado a "no poder barreras".

Sin embargo, desconoce cuándo se producirán los primeros contactos porque Sánchez es "el que fijará el ritmo de las conversaciones y el contenido". Narbona sí ha confirmado que el Gobierno "este año no tendrá vacaciones" porque es "absolutamente urgente que se supere esta situación en la que estamos".

Un pacto de futuro incierto

Para ello, la presidenta del PSOE se ha dirigido al PP y Ciudadanos y les ha recordado que si un partido se abstiene en la investidura de una fuerza contraria "no significa que se haya pactado algo con ese partido", por lo que les ha apelado a tener "responsabilidad" para evitar otras elecciones, puesto que son "partidos constitucionalistas que no quieren que el Gobierno dependa de los independentistas". "Sin embargo, se niegan a contemplar esa posibilidad de abstención", ha añadido.

Preguntada por qué le parece la propuesta de Izquierda Unida en la que pide a Unidas Podemos que apoye a Sánchez sólo con un pacto programático, Narbona ha destacado que esa oferta fue "lo que el PSOE ofreció a UP al inicio del último proceso" de negociación, pero ha preferido ser prudente y esperar a ver "hasta dónde cambia la posición de Unidas Podemos" en estos dos próximos meses. 

Por eso, Narbona ha invitado al partido de Iglesias a "la reflexión" sobre apoyar un pacto programático después de aclarar que la oferta de un gobierno de coalición con Unidas Podemos "ya no está sobre la mesa". Esta decisión, según ha explicado, se tomó al comprobar que la formación morada considera que los ministerios que ofreció el Gobierno de Sánchez -Sanidad y Consumo, Igualdad y Vivienda- eran "elementos decorativos". "Son áreas de una enorme importancia social", ha puntualizado.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad