La portavoz parlamentaria de Catalunya en Comú Podem, Elisenda Alamany, en una rueda de prensa. /EFE/ Alejandro García

Primera gran explosión en el partido de Ada Colau

stop

La portavoz parlamentaria, Elisenda Alamany, acusa a ICV de ser un "obstáculo" para los valores soberanistas de Catalunya en Comú

Iván Vila

Economía Digital

La portavoz parlamentaria de Catalunya en Comú Podem, Elisenda Alamany, en una rueda de prensa. /EFE/ Alejandro García

Barcelona, 23 de octubre de 2018 (21:00 CET)

La rebelión interna en clave independentista contra la dirección de los comunes ya tiene nombre: Sobiranistes.cat. Así se llama la plataforma que este martes han presentado la portavoz del grupo parlamentario de Catalunya en Comú Podem (CECP), Elisenda Alamany, y el diputado y líder de EUiA Joan Josep Nuet, enfrentados a la actual cúpula de Catalunya en Comú encabezada por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

Alamany evitó en todo caso señalar a Colau, pero sí apuntó que a la hora de integrar las diferentes sensibilidades que conviven en los comunes, ha habido formaciones "más generosas que otras", y que "en este caso, ICV ha sido uno de los obstáculos".

La portavoz parlamentaria no se mordió la lengua tampoco a la hora de referirse a la destitución, el lunes, del hasta entonces coordinador de los comunes en el Parlament, Marc Grau, que la presidenta de Catlaunya en Comú Podem, Jéssica Albiach, justificó porque había perdido la confianza de la mayoría del grupo. "Todos sabíamos que dar este paso tendría costes, pero las miserias internas las expliquen los que las protagonizan", disparó Alamany cuando le preguntaron sobre el particular.

Lo que no se sabe aún es con cuántos apoyos cuentan los críticos. Después de que la exalcaldesa de Badalona, Dolors Sabater, y Marc Parès, el antiguo hombre de confianza de Xavier Domènech, antiguo líder de los comunes, negaran el lunes haber suscrito el manifiesto fundacional de la plataforma, como habían publicado algunos medios, Nuet explicó que no están recogiendo firmas porque el manifiesto "está en construcción" y puede ir modificándose las próximas semanas o meses.

Enmienda a Colau

Cambie o no más adelante, el caso es que el manifiesto se ha difundido igualmente, y supone una dura enmienda a la línea seguida por la actual dirección, encabezada por Colau y con Jéssica Albiach como presidenta del grupo parlamentario. "Hasta ahora no hemos sido capaces de superar las dificultades, los vicios y las inercias de los partidos tradicionales", reza el texto, que concluye que "a menudo, se ha dejado de reivindicar el soberanismo", pese a ser uno de los "valores originales"de Catalunya en Comú, por lo que no la formación "no ha sido fiel, en este sentido, a los objetivos fundacionales".

Por esa senda transitaron las intervenciones de Alamany y Nuet en un acto en la Casa Golferichs de Barcelona con capacidad para un centenar de personas, de las cuales al menos una tercera parte eran periodistas. Docenas de personas se quedaron a las puertas del edificio sin poder acceder por lo limitado del aforo.Además de Sabater y Parès, también estuvieron presentes en el acto la concejal de Mobilidad de Barcelona, Mercedes Vidal, o el alcalde de Cerdanyola, Carles Escolà.

"Nuestra obligación es la de corregir el rumbo", insistió la portavoz parlamentaria de los comunes, que insistió en que la suya es "una propuesta constructiva" y advirtió que "la herramienta, el partido, corre el riesgo de apelar cada vez a un espacio más pequeño del espacio de los comunes. "Pasar de un millón de votos a un tercio de los mismo merece una autocrítica", concluyó.  

En la misma línea, Nuet insistió en que "la iniciativa no va contra nadie"  y en que se pretende "abrir el debate" para captar a gente que, según él, simpatiza con el espacio de los comunes pero hasta ahora no se ha sentido interpelada por la falta de compromiso con el soberanismo.

La dirección quita hierro al pulso

La dirección ha optado por tratar de minimizar el pulso. Este mismo martes, Albiach suavizó el tono respecto del usado el día anterior, cuando el coordinador general de los comunes, Ramon Arnabat, acusó a los críticos de falta de lealtad. "La diversidad es una riqueza que tenemos. Siempre es bienvenido el debate ideológico. Si hay compañeros que creen que se debe abrir alguno, está bien que lo expresen con naturalidad", dijo horas antes de la presentación de la plataforma. 

Eso sí, respecto de la tesis de Alamany y Nuet de que se ha dejado de lado el soberanismo, negó la mayor: los ejes programáticos de los comunes siguen siendo el progresismo, el republicanismo y el soberanismo, insistió. "Seguimos siendo soberanistas". Albiach negó también que exista riesgo de ruptura. "No solo no tenemos miedo a un escisión, sino que aspiramos a seguir creciendo", remarcó.

Al menos en eso está de acuerdo con Alamany, que también respondió con un "no" rotundo cuando le preguntaron por ese peligro. En eso y en que no está previsto que esta deje su cargo de portavoz del grupo parlamentario. "No soy la portavoz de una corriente, sino del conjunto del espacio, mientras sea fiel a sus valores", dijo Alamany. "Fue ratiificada como portavoz hace solo unas semanas y esperamos y confiamos en que siga desarrollando esa tarea", zanjó Albiach. Veremos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad