Artur Mas durante una intervención en un acto electoral de Junts per Catalunya. / Archivo

Primera maniobra de Artur Mas para ser candidato

stop

El expresidente de la Generalitat, cuya inhabilitación para cargo público finaliza en febrero de 2020, no se descarta como cabeza de cartel

Barcelona, 21 de junio de 2019 (10:35 CET)

Artur Mas está disponible para ser el candidato de Junts per Catalunya de cara a las próximas elecciones catalanas. "No me he cerrado nunca con un no rotundo", afirmó Mas este viernes en Catalunya Ràdio, apenas 48 horas después de reunirse con Carles Puigdemont para poner orden en el espacio postconvergente (Pdecat, Crida, Junts).

Podría haber, sin embargo, un primer impedimento y es que Mas está inhabilitado para ejercer un cargo público hasta el próximo 23 de febrero de 2020, ya que el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) fijó esta condena por su responsabilidad en la consulta soberanista del 9-N.

Las elecciones, por tanto, deberían celebrarse más allá de esta fecha para que Mas estuviera en condiciones de regresar a la arena electoral. En todo caso, el expresidente de la Generalitat y exlíder de CiU quiso ser prudente y optó por dejarse querer. "En condiciones mínimamente normales mi rol no es volverme a presentar a unas elecciones al Parlament. La balanza está más inclinada por el no que por el sí", dijo.

Lo cierto es que el experimento de Quim Torra no ha convencido a nadie en Junts per Catalunya, así que se da por hecho que el ahora presidente de la Generalitat no se postulará a las elecciones. Mas es perfectamente consciente d ello, pero quiso medir los tiempos antes de lanzarse en tromba. "En unos meses podré presentarme a las elecciones. Se trata de saber si querré. Y si quiero, se trata de saber si es posible. Si la respuesta es ahora, es no", afirmó.

Mas y Junts per Catalunya

Por el momento, ya ha realizado un trabajo previo con la aquiescencia del presidente del Pdecat, David Bonvehí, y es convencer a Puigdemont de que ponga fin a los intentos de la Crida Nacional per la República por devorar su espacio y asumir que el proyecto político debe articularse en torno a Junts per Catalunya. "El objetivo es que esta marca se convierta no sólo en una marca, sino en un partido político por sí mismo", confirmó Mas.

Aunque las últimas elecciones al Parlament de Cataluña se celebraron el 21 de diciembre de 2017 y, por tanto, las siguientes tocarían en 2021, toda la clase política catalana da por hecho que habrá un adelanto electoral con una única duda: ¿serán el último trimestre de 2019 o el primero de 2020?

Sea como fuere, Mas considera imprescindible que Junts per Catalunya se convierta a la mayor brevedad en un partido político y abandone la condición de marca electoral ante el horizonte de la sentencia del Tribunal Supremo sobre el procés. "Esto no puede ir más allá del otoño", subrayó.

Con este calendario en la cabeza, el expresidente de la Generalitat instruyó a los suyos: "Debemos tener las cosas a punto para cuando se produzca la sentencia, y no sabremos qué movimientos habrá en la política catalana. Tenemos que estar preparados para todas las eventualidades". Mas ha vuelto.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad