JxCat inicia una ofensiva para captar a cuadros del Pdecat tras su fracaso electoral

El partido liderado por Puigdemont prevé el paso de alcaldes y militantes posconvergentes "con cariño y tiempo" hacia la formación independentista

Los expresidentes de la Generalitat, Carles Puigdemont y Artur Mas, en el acto del primer aniversario del Pdecat / Partit Demòcrata

Los expresidentes de la Generalitat, Carles Puigdemont y Artur Mas, en el acto del primer aniversario del Pdecat / Partit Demòcrata

El fracaso del Pdecat abre una ventana de oportunidad para JxCat, y sobre todo tras los 77.000 votos claves que se perdieron y que podrían haber dibujado un escenario distinto: otra victoria en el bloque independentista que volviera a dejar a ERC como socio menor del Govern. En este contexto, el partido de Puigdemont se plantea captar “con cariño y tiempo” a cargos institucionales de la formación de Artur Mas.

“Hay bastante gente de JxCat que queremos incorporar alcaldes, cuadros y militantes del Pdecat”, han asegurado fuentes del partido a Economía Digital. Desde las filas de la formación de Puigdemont reconocen que es una operación muy delicada, que debe hacerse “con mano izquierda y cariño”. Pese a la voluntad a medio plazo, han reconocido que se trata un proceso largo que todavía “está muy verde”, y que tomará forma en los próximos meses.

La idea no se ha gestado como consecuencia de la derrota electoral, sino que tiene su origen antes de las elecciones ante la previsión de un mal resultado de la candidatura encabezada por Àngels Chacón. “Esto nos interesa sobre todo a los que venimos del Pdecat porque es una manera interna de añadir a gente con talante convergente”, han explicado las citadas fuentes de JxCat.

Una operación en estado primario que ya da frutos

La forma en que se vayan a atraer cargos de la formación extraparlamentaria hacia Puigdemont todavía no se ha definido, aunque “desde JxCat hay gente que analiza cómo incorporar cuadros y militantes del Pdecat“. Pese a ello, las fuentes han explicado que algunos concejales ya han empezado por su cuenta a “quedar con gente en sus municipios para mirar de incorporarlos”.

Aunque sea un objetivo todavía en una fase primaria, las citadas fuentes esperan que perfiles como Josep Rull y Jordi Turull se involucren a fondo, ya que son figuras clave: “Conocen bien la maquinaria convergente”. Ya se ha dado un caso de conversión mediático a JxCat gracias al primero de los dos presos mencionados. El alcalde de l’Ampolla (Tarragona), Paco Arasa, pidió el voto por Borràs el 14F tras reunirse con su excompañero de partido condenado por sedición.

“Este pasado miércoles se me desvanecieron todas las dudas después de compartir durante 2 horas una comida con el exconseller Josep Rull (…) ¿Qué sentido tendría todo, y de qué serviría todo el esfuerzo y sacrificio de qué que están haciendo los que están en la prisión y en el exilio, si fuera presidente el candidato socialista?”, reflexionó el alcalde del municipio tarraconense.

Jordi Sánchez trabajará para evitar nuevas fugas de voto perdido

El disgusto por la división del espacio se ha expresado por líderes de ambas partes. El secretario general de JxCat, Jordi Sànchez, lamentó el lunes el daño que hicieron las fugas de votos hacia el Pdecat. El político condenado por sedición aseguró que no ayudaron a reforzar la mayoría independentista al quedar sin representación parlamentaria, y de cara al futuro trabajaran para que no vuelva a producirse.

“El objetivo es que no haya nunca más votos independentistas tirados que hubieran reforzado la mayoría independentista”, explicó Jordi Sánchez. La distancia entre ERC y JxCat es de únicamente 35.605 votos, algo que habría podido revertir la posición de ambos partidos si la candidatura de Laura Borràs hubiera sumado los 77.000 que el Pdecat consiguió pero que fueron insuficientes para otorgarle un buen resultado.

También hay voces a favor de la “reconciliación” desde desde el lado posconvergente. En una entrevista a RAC1, el expresidente Artur Mas calificó de “fracaso” el resultado del Pdecat al quedarse fuera del Parlament ni ser “clave” para articular al Govern. El expresidente catalán vuelve a insistir con su fórmula de la coalición electoral, algo que desde las filas de Puigdemont ya descartaron en su momento.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre las elecciones catalanas.