Puigdemont concluye el diseño de su Generalitat paralela en Bruselas. EFE

La Generalitat de Puigdemont se llamará "espacio libre de Bruselas"

stop

Puigdemont prevé una asamblea de representantes y un consejo de la república que operarán en paralelo a las instituciones oficiales

Barcelona, 28 de febrero de 2018 (21:00 CET)

Carles Puigdemont ha culminado el diseño de la Generalitat paralela que piensa poner en marcha en Bruselas. Paralela porque replica el modelo de la Generalitat en Cataluña, la cual está integrada, hay que recordarlo, por tres instituciones: el Parlament, el Gobierno catalán y la Presidencia de la Generalitat. Siguiendo este mismo esquema, Puigdemont planea una Generalitat en Bélgica que recibirá el nombre de espacio libre de Bruselas y que estará compuesta por una asamblea de representantes de la república, un consejo de la república y un presidente legítimo.

Según estos planes, la asamblea estará compuesta por diputados electos, por cargos municipales y por representantes de las entidades. (Todos ellos soberanistas). Es decir, que será algo similar a la asamblea de electos que en su día quiso impulsar la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI).

El consejo de la república, por su parte, estará formado por tres miembros de Junts per Catalunya (JpC), tres de ERC y uno de la CUP. Y al frente de este insólito artefacto estará Puigdemont, que se hará llamar presidente legítimo. 

Puigdemont pretende coronarse el lunes como presidente "en el exilio"

Este pretendido entramado institucional cuenta con el visto bueno de JpC y de ERC, mientras que la CUP lo está debatiendo a nivel interno mediante sus estructuras territoriales.

La idea de Puigdemont es recibir este jueves un reconocimiento a su legitimidad como presidente de la Generalitat por parte del Parlament. Y a partir de ahí acelerar las ceremonias para tener un reconocimiento simbólico a su papel "en el exilio". Esta puesta de largo podría producirse este mismo lunes, día 5, momento en que quedaría inagurado el espacio libre de Bruselas.

A partir de ahí, el líder huido vería con buenos ojos que el Parlament se ponga manos a la obra para celebrar la sesión de investidura y designar a Jordi Sànchez como presidente de la Generalitat. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad