Arnaldo Otegi y Carles Puigdemont en un acto en el País Vasco, en una imagen de archivo. Foto: EFE/LT

Puigdemont recurre a los mediadores entre ETA y Zapatero

stop

El director de la oficina del expresident, junto con Rovira y Otegi ,se reunió en mayo con la fundación Dunant, que ya terció entre ETA y el Gobierno

Barcelona, 16 de septiembre de 2019 (12:24 CET)

Carles Puigdemont ya tiene escogido un mediador para  terciar en ese diálogo que volvió a reclamar el sábado al gobierno español. Se trata de la fundación Henri Dunant, una entidad con sede en Suiza y que ya medió en las conversaciones entre la organización terrorista ETA y el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Según publica el diario El Mundo, el responsable de  la oficina del expresident, Josep Lluís Alay, se reunió en representación de Puigdemont con miembros de la fundación el pasado mes de mayo para plantear que esta mediara en unas eventuales conversaciones entre la Generalitat y el ejecutivo de Pedro Sánchez. En la reunión también participaron, según el rotativo, la secretaria general de ERC, Marta Rovira, huída a Suiza, y el líder de Bildu, Arnaldo Otegi.

Este sábado, el Consell per la República, el ente parainstitucional que preside Puigdemont desde Waterloo, planteó en un comunicado la creación de “una plataforma de negociación para la resolución del conflicto” que se base en tres condiciones. La primera, “el reconocimiento, por parte del Estado, del derecho a la autodeterminación, que el pueblo catalán ejerció el 1 de octubre de 2017”; la segunda es el respeto por los derechos civiles y políticos, y la tercera, una mediación neutral. Además, pedía a la Unión Europea (UE) que vele porque España cumpla con los principios democráticos.

El pasado febrero, las incipientes conversaciones entre la Moncloa y la Generalitat se rompieron justo después de que el ejecutivo de Sánchez aceptara incorporar al diálogo la figura de un tercero, que denominó "relator".

La  Dunant, entre ETA y Zapatero

La fundación Dunant medió entre ETA a el gobierno de Rodríguez Zapatero a petición de la organización terrorista, y después de que el ejecutivo aceptara que jugara ese rol. La entidad organizó encuentros entre Jesús Eguiguren y Josu Ternera, los negociadores nombrados respectivament por  la Moncloa y por la banda terroritsta, en Ginebra y en Oslo, antes de que las reuniones quedaran interrumpidas por el atentado con bomba de ETA en la T-4 del aeropuerto de Barajas el 30 de diciembre de 2006, que se saldó con dos fallecidos. 

Los encuentros se retomaron después en Suiza, pese  a que el gobierno negó oficialmente que fuera a seguir negociando, pero esas conversaciones finalmente no dieron frutos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad