El expresidente catalán Carles Puigdemont | EFE/SL/Archivo

Puigdemont retiene su inmunidad en la Eurocámara hasta otoño

stop

La crisis del coronavirus retrasa el procedimiento del suplicatorio para quitar la inmunidad de los fugados Puigdemont, Comín y Ponsatí

Barcelona, 04 de junio de 2020 (16:06 CET)

En el ecuador de enero, cuando nadie pronosticaba que una pandemia arrasaría con la normalidad institucional, se prevía que Carles Puigdemont podría perder su inmunidad en el Parlamento Europeo entre abril y junio. Pero transcurridos casi seis meses desde que el presidente de la Eurocámara, David Sassoli, recibió el suplicatorio del Tribunal Supremo para levantar la inmunidad del expresident fugado, todo parece indicar que los eurodiputados no votarán al respecto antes del otoño.

La crisis del coronavirus ha retrasado todos los procedimientos en el Parlamento Europeo, y el suplicatorio de Puigdemont no ha sido la excepción. El único avance constatado en los últimos casi tres meses ha sido la decisión, tomada a inicios de mayo, de fusionar el suplicatorio del expresidente catalán y el exconseller Toni Comín con el de la también huida Clara Ponsatí. Hasta entonces eran piezas separadas, pero ahora las valorará el mismo ponente responsable del expediente, el búlgaro Angel Dzhambazki.

Las vistas de los suplicatorios no se celebrarán antes del verano, según han confirmado fuentes parlamentarias a la ACN, que también ven difícil que las audiencias se realicen antes de finales de julio. Teniendo en cuenta que agosto suele también significar parón parlamentario en Bruselas, fuentes europarlamentarias no ven posible que en el pleno se vote sobre las conclusiones del expediente de Dzhambazki antes del otoño, asegurándose Puigdemont la inmunidad durante al menos tres meses más.

Por ahora, se va retomando poco a poco la actividad del comité de asuntos jurídicos del Parlamento Europeo, después de meses frenada por la pandemia. La decisión de principios de mayo de fusionar los suplicatorios de Puigdemont y Comín con el de Ponsatí se retrasó durante varios meses, lo que puede dar una idea de la dilación en la que ha entrado todo el proceso por el que el Supremo espera que se levante la inmunidad de los tres eurodiputados de JxCat reclamados por el delito de sedición.

Sassoli: "Se respetará la decisión"

El presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, recordó este jueves que la comisión jurídica de la Cámara todavía está pendiente de emitir un dictamen sobre la inmunidad de Puigdemont, Comín y Ponsatí, y tras ser consultado sobre el proceso se ha limitado a asegurar que "se respetarán las decisiones" de dicha comisión. En mayo pasado, cuando se anunció que se estudiaría de igual forma el caso de Ponsatí, no se habían concretado otros avances en la tramitación.

El conservador búlgaro Angel Dzhambazki, del grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos, será el encargado de redactar el informe que se someterá a votación previsiblemente en otoño. El eurodiputado elegido comparte grupo con Vox pero también con los nacionalistas flamencos de la N-VA, simpatizantes de la causa independentista catalana. En sus manos está recomendar o el fin de la inmunidad de los líderes separatistas, con quienes debatirá a puerta cerrada antes de hacer pública su conclusión.

Los suplicatorios sobre la inmunidad que llegan a Bruselas suelen ser aprobados en la mayoría de los casos​. Si sucede lo mismo en el de los líderes independentistas fugados después del referéndum del 1-O y pierden la inmunidad, el Tribunal Supremo volverá a reclamar su entrega puesto que todos ellos están procesados por sedición y malversación.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad