Carles Puigdemont. /EFE

Puigdemont se descarta como sucesor de Torra

stop

El expresident asume que no volverá a estar al frente de la Generalitat e insiste en que renunciará al escaño en el Parlament para ser eurodiputado

Barcelona, 13 de mayo de 2019 (11:42 CET)

Carles Puigdemont ha descartado este lunes volver a aspirar a presidir la Generalitat. El expresident ha asegurado no tener "ningún interés en volver a ser candidato en unas elecciones al Parlament".

Puigdemont, en una rueda de prensa vía videoconferencia en la Agència Catalana de Notícies (ACN), asumió que su restitución al frente del gobierno catalán, una opción con la que Junts per Catalunya (JpC) ha especulado desde las elecciones de diciembre de 2017, es algo que no depende de él, y que Europa es para él "una estación final" en su carrera política, no "de enlace" con otras eventuales responsabilidades futuras.

El expresident ha insistido en que, si sale elegido en las europeas del 26 de mayo, renunciará al escaño en el Parlament para tomar posesión como eurodiputado. Otra cosa es que consiga hacerlo, porque tanto la Junta Electoral Central (JEC) como la propia Eurocámara han dejado claro que la inmunidad como europarlamentario a la que aspira solo entrearía en vigor una vez hubiera tomado posesión de su cargo, y que eso debería hacerlo de forma presencial, lo que implicaría desplazarse a Madrid y, en consecuencia, ser detenido. 

Sobre este asunto, Puigdemont insistió en la tesis de JpC de que para gozar de inmunidad no hace falta ningún otro requisito que ser elegido, y retó al Esatod español a "repetar las reglas del juego" y "facilitar que los representantes que obtengan el acta puedan ejercer con normalidad" y recordó que el caso que puede acabar en el Tribunal de Justicia de la UE.

Por lo que respecta a su restittución al frente de la Generalitat, el expresident dice que él y los suyos lo han "intentado todo", pero admite que la considera inviable por la "muralla de ingeniería legal" que a su juicio ha levantado el Estado para impedirlo.

Reproches a Iceta

Sobre el posible bloqueo de las fuerzas independentistas a la designación como senador del líder del PSC, Miquel Iceta, Puigdemont no aclaró el sentido del voto de JpC en el pleno del próximo jueves en que se tiene que dirimir el asunto, y se limitó a recordar que él no podrá votarlo porque está suspendido. Entre otras cosas, porque el señor Iceta lo quiso así", remachó, en referencia al visto bueno de los socialistas a la aplicación del artículo 155 en Cataluña. 

Puigdemont también descartó que, en caso de que JpC obtenga representación en la Eurocámara, intente volver integrarse en el grupo liberal europeo (ALDE), por tratarse, a su juicio, de un grupo "hostil a la autodeterminación".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad