Pujol Jr cobró 1,5 millones en ‘mordidas’ a FCC y Copisa por obras que adjudicó Puig

stop

JUDICIAL

El 'conseller' de Empresa i Ocupació, Felip Puig | ED

04 de agosto de 2014 (21:50 CET)

Todos los focos se centran en Felip Puig. El que fuera consejero de Obras Públicas en el último mandato (1999-2013) de Jordi Pujol ha concedido una entrevista este lunes para desmentir que él y su hermano mantuviesen negocios ilícitos con el primogénito del ex president. ¿Qué sospechas pesan sobre él? Un informe de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) identifica un vínculo entre el parlamentario catalán, obras adjudicadas a las constructoras FCC y Copisa y presuntas mordidas por valor de 1,5 millones, que Pujol Jr se embolsó según la investigación.

El informe de la policía, que analiza varias operaciones empresariales, señala la coincidencia entre algunas facturas aportadas por un ex colaborador del hijo del presidente catalán con la adjudicación de las reformas de la Gran Vía de l'Hospitalet, en la ciudad de la justicia, a las constructoras FCC y Copisa por un total de 90 millones de euros. Iniciatives Marketing i Inversions, empresa de Pujol Jr, recibió pagos por intermediar en la compra de solares en la plaza de Europa: uno, por importe de 759.800 euros y dos por 379.900 euros cada uno.

Dudas de la UDEF

La policía asegura que la motivación que subyace a todos estos negocios “a priori sí que reputamos sus potenciales vinculaciones criminales”. No obstante, la UDEF reconoce que no tiene “la conexión directa de esa adjudicación concreta con las plusvalías ilícitas” y que seguramente no existe rastro documental. Además, también apunta a que existe una diferencia temporal entre los ingresos en la empresa de Pujol Jr y la adjudicación de obras; aunque asegura que, la experiencia previa en investigaciones similares, indica que esta circunstancia es salvable. De hecho, recuerdan que en el caso Palau hubo transferencias irregulares por parte de Ferrovial.

La UDEF concreta que los servicios de Jordi Pujol hijo  "se habrían ceñido a dar información sobre los solares” a un empresario interesado en la compra. “Sin conocer profusamente el proyecto en sí, no parece que la información proporcionada por Jordi Pujol relativa a que la UTE entre Copisa y FCC, disponía de un solar, como consecuencia de que había ganado una licitación pública y notoria, entre cuyas condiciones estaría dicho activo, tuviera demasiado valor”.

Comisiones millonarias

El informe señala que no se aportaron los contratos privados ya que la relación se sustentaba en la “confianza entre las partes y que nunca tuvieron problemas por alguna controversia sobre el porcentaje a cobrar”. La policía no se cree al empresario y apuntan a que en este tipo de negocios se trabaja con mucha minuciosidad. Además, duda de que los trabajos se hayan realizado porque el propio hombre de negocios asegura que recibió el solar con el inmueble construido cuando otros indicios apuntan que no fue así.

Sobre este capítulo, la UDEF concluye que “las millonarias comisiones que consideran no justificadas percibidas por Pujol Ferrusola tienen su génesis en un negocio mayormente involucrado con el área pública de la administración que, según medios de comunicación, fue inicialmente concedido por quien en esos momentos era consejero de obras públicas, Felip Puig”. Y remata: “Los beneficiados con la adjudicación, las sociedades FCC y grupo Copisa de forma indirecta han derivado millonarios caudales al patrimonio personal de Jordi Pujol Ferrusola en los últimos años, merced a diversas operaciones detalladamente descritas en los informes policiales”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad