Putin entrega a Depardieu el pasaporte ruso

stop

El actor renunció a la nacionalidad francesa por el impuesto a las grandes fortunas de Hollande

Gérard Depardieu. EFE

06 de enero de 2013 (11:29 CET)

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha entregado al actor Gerard Depardieu su nuevo pasaporte ruso después de que el intérprete galo decidiese abandonar su país por la nueva política de impuestos a las grandes fortunas aplicada por el mandatario francés, François Hollande.

Así lo ha informado el portavoz de Putin, Dimitri Peskov, quien ha manifestado que “el presidente ha tenido un breve encuentro con Depardieu, ya que el actor se encuentra en Rusia en visita privada”.

La oficina de prensa del Kremlin informó el jueves pasado de que el presidente Putin había firmado el decreto que concedía al actor la nacionalidad rusa y aseguró que Depardieu se ha comprometido a estudiar el idioma.

Millonarios franceses

Depardieu decidió renunciar a la nacionalidad francesa y se mudó a Nechin, una localidad belga en la frontera con Francia. Su decisión de instalarse en Bélgica fue la respuesta a la decisión del Gobierno francés de aumentar hasta el 75% el impuesto a las grandes fortunas. El actor no ha sido el único rico galo que ha decidido optar por esta opción ante la medida. El primero en intentar el exilio fiscal fue el dueño del principal conglomerado de marcas de moda del mundo, Bernard Arnault, propietario de LVMH.

En Rusia, el impuesto a los ricos se sitúa en el 13% del total del capital.

Varapalo a Hollande

El impuesto a las grandes fortunas está dando muchos quebraderos de cabeza a Hollande. A finales del diciembre pasado, el primer ministro francés sufrió un importante varapalo por parte del Consejo Constitucional de la nación. Invalidó su tasa del 75% a los grandes ricos, una de sus promesas electorales.

Hollande ya ha movido ficha y anunció que prepara un nuevo impuesto “conforme a los principios” enumerados por al alto tribunal galo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad