¿Qué intereses tiene Jordi Pujol Ferrusola en México?

stop

Este país norteamericano se convirtió en "El Dorado" del primogénito de los Pujol, donde realizó pelotazos millonarios y, también, algún negocio ruinoso

Jordi Pujol Ferrusola acude a declarar a la Audiencia Nacional, el pasado 11 de febrero / EFE

Barcelona, 08 de marzo de 2016 (01:00 CET)

Un empresario barcelonés que durante años se relacionó con Jordi Pujol Ferrusola explica que, en los noventa, ya viajaba a México, pero que su desembarco en este país se produjo una década más tarde, después de que su padre dejase la presidencia de la Generalitat, que fue cuando su nombre apareció en multitud de negocios y operaciones de intermediación.

La Fiscalía Anticorrupción y los policías de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) sospechan que muchas de las operaciones mexicanas de Jordi Pujol júnior serían ficticias, para encubrir supuestos pagos de comisiones, pero se han documentado inversiones e intermediaciones reales, que precisamente no culminaron con éxito.

Un consuegro millonario y conectado con el presidente Peña Nieto

Jordi Pujol Ferrusola cuenta con influyentes contactos en México, empezando por su consuegro, el multimillonario Javier García de Quevedo, presidente del Grupo México, un conglomerado de empresas mineras, del sector logístico –especialmente, el ferroviario– y la construcción.

Su hija mayor, Mercè Pujol Gironès, casada con Ignacio García de Quevado, uno de los hijos del presidente de Grupo México, reside a caballo entre Santa Fe, elitista barrio de Ciudad de México, y Miami. El matrimonio, padres de una niña de dos años, se dedica al sector financiero.

Uno de los cuñados de Júnior, José María Esperalba, casado con su hermana Marta Pujol Ferrusola, nació en Guadalajara (Jalisco) y parte de su familia continua viviendo en el país. Cuando Jordi Pujol Júnior viaja a México, con tantos parientes, se encuentra como si estuviera en su casa.

Un hotel con desencanto

Sus padres, el expresidentes Jordi Pujol y Marta Ferrusola, algunos de sus hermanos y cuñadas asistieron en 2009 a la inauguración de El Encanto, un lujoso complejo hotelero de Acapulco (Guerrero) que tenía tres socios: Jordi Pujol Ferrusola y los empresarios mexicanos Sergio Kam y Rafael Aragonés.

El hotel fue un fracaso y sus tres socios, enfrentados entre sí por los malos resultados económicos, decidieron disolver su sociedad, Encanto Inc., y vender los activos. Según informaciones de la prensa mexicana, invirtieron 23 millones de euros y, en 2012, tres años después de su inauguración, se lo vendieron por 3,7 millones al arquitecto Miguel Ángel Aragonés, hermano de uno de los anteriores socios.

Júnior intentó vender servicios de recogida de basuras

La prensa mexicana también informó que, a principios de 2014, Jordi Pujol júnior se reunió como mínimo dos veces con las autoridades municipales de Puerto Vallarta (Jalisco) para ofrecerles los servicios de una empresa de recogida de basuras, precisamente cuando los trabajadores que se encargaban del servicio se habían declarado en huelga. Se fue con las manos vacías, no le adjudicaron ningún contrato.

En cambio, Jordi Pujol Júnior facturó en 2010 más de 243.000 euros a una filial del grupo de tratamiento de residuos GBI Serveis, de Lloret de Mar (Gerona), para que le asesorase en un proyecto de basuras en Ecatepec (en el estado mexicano de Morelos), así como para que le buscara socios y negocios en Puerto Vallarta, Querétaro, Acapulco y en Ciudad de México. El presidente de GBI es Gustavo Buesa, inculpado en el caso sobre la familia Pujol que instruye el juez José de la Mata.

La UDEF duda de las asesorías en el sector de las basuras

Los investigadores de la UDEF sospechan que se trataría de asesorías ficticias y que el importe pagado supuestamente correspondería a los beneficios que genera el vertedero de Tivissa (Tarragona). La empresa que obtuvo los permisos, precisamente durante el último gobierno de Jordi Pujol, tenía como socios a Gustavo Buesa, Josep Mayola y Jordi Pujol Ferrusola, aunque el nombre de este último no figuraba.

Los dos primeros siguen como socios de una filial de FCC que en la actualidad explota las instalaciones y, por este motivo, los agentes sospechan que Júnior pudiera cobrarse su parte de los beneficios mediante las facturas que giraba por operaciones en México.

Jordi Pujol Ferrusola también facturó 150.000 a EMTE por asesorías en México. Dos de sus accionistas, Carles Sumarroca Claverol y unos de sus hijos, Carles Sumarroca Coixet, están inculpados en el mismo caso sobre el enriquecimiento de la familia Pujol que se instruye en la Audiencia Nacional.

Luis Delso comparece hoy ante el juez

El presidente de Isolux, Luis Delso, declara esta mañana como investigado, a petición propia, ante el juez José de la Mata para esclarecer sus negocios con el primogénito de los Pujol. Concretamente, Delso deberá explica por qué le pagó 15,2 millones de euros por una participación en un proyecto turístico en México que Jordi Pujol Júnior había comprado dos años antes por 1.3 millones de euros.

En una anterior comparencia en el juzgado, Delso justifico el margen de casi 14 millones de euros por el hecho de que en estos dos años se consiguieron las autorizaciones administrativas para levantar un complejo de vacaciones en el estado de Baja California. En cambio, los investigadores sospechan que supuestamente se introdujo al primogénito de los Pujol en el negocio para justificar un pago.

Su ex novia le relaciona con minicentrales eléctricas y casinos

Victoria Álvarez, la ex novia de Jordi Pujol Júnior, relató en 2013 en la Audiencia Nacional, en aquella ocasión ante el juez Pablo Ruz, que el primogénito de los Pujol había intervenido en una operación de venta de minicentrales eléctricas en México y que también había mantenido contactos con empresarios del sector del juego.

La revista mexicana Proceso relacionó Jordi Pujol Júnior con Carlos Riva Magaña Palacio, conocido como "el zar de los casinos mexicanos". Según este medio, el primogénito de los Pujol tendría una participación del 20% en el casino Royale de la ciudad de Monterrey.

El dinero de sus cuentas en BPA voló a México

En agosto de 2014, cuando ya estaba imputado y había sido citado para septiembre, Jordi Pujol Ferrusola movió más de 2,4 millones de euros desde una cuenta en Banca Privada d'Andorra (BPA) a la empresa mexicana Anzuelos Soluciones SA: por este motivo, Pablo Ruz, en antecesor del juez José de la Mata, ya envió una comisión rogatoria a México y pidió que se bloquearan las cuentas de la empresa en aquel país.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad