Rajoy cobrará a Mas 24 millones de recargo por impago de las cuotas de la Seguridad Social

stop

ELECCIONES 25N

Francesc Homs, portavoz del Govern

09 de octubre de 2012 (14:13 CET)

Las ayudas han llegado este martes. El Gobierno ha ido demorando la entrega de los recursos del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) a las autonomías, pero ha entregado este martes 568 millones de euros, que se suman a los 471 millones que ha adelantado en los últimos días para hacer frente a los vencimientos de deuda pública.

Así, del total de 5.023 millones de euros que la Generalitat pidió al FLA, con la entrega de este martes ya habrá recibido 1.039 millones.

Pero esos 568 millones, que el Govern ya ha asegurado que servirá para pagar el concierto de entidades sanitarias y educativas, entre este martes mismo y el miércoles, llegan tarde. El Govern de la Generalitat no ha podido pagar las cuotas de la Seguridad Social a 1 de octubre, y el Gobierno central ha decidido aplicar un recargo de 24 millones de euros por no hacerlo a tiempo.

El portavoz del Govern, Francesc Homs, se ha mostrado “irritado” y deconcertado, al entender que no se puede admitir que “por culpa, precisamente de que no ha llegado a tiempo el Fondo de Liquidez Autónomico” se aplique ese recargo.

Recurso para no pagar 24 millones de recargo

Homs ha anunciado que el Govern de la Generalitat presentará un recurso para evitar ese pago de 24 millones de euros.
Pero el recargo denota, según han asegurado en público distintos dirigentes de CiU, que podría existir una clara política restrictiva con la Generalitat, por parte del Gobierno central, después de la explosión del movimiento independentista y del adelanto electoral decidido por el president Artur Mas.

Homs, sin embargo, ha querido rebajar el tono y ha descartado que la actitud del Gobierno, demorando la entrega de las ayudas del FLA y reclamando ahora un recargo por el impago de las cuotas de la Seguridad Social, se pueda deber a "represalías" políticas.

¿Prevaricación?


"En ese caso, el Gobierno central cometería un delito de prevaricación, y no creo que quiera cometerlo, lo que tiene son dificultades financieras, como todas las administraciones", ha asegurado el portavoz del Govern.

La segunda entrega del Fondo de Liquidez, de 568 millones, se ha articulado como un préstamo a 10 años, con dos años más de carencia, a un tipo de interés que no superará el 6%. Ese tipo interés surge del cálculo del Gobierno, que entrega esa cantidad al mismo coste de financiación del Tesoro en octubre más 30 puntos básicos, o el 0,30%.

Y ese será el tipo de interés de la ayuda que recoge el FLA. Para Homs ese tipo de interés "es el que es" y, en todo caso, "es inferior al que la Generalitat pagó los bonos patrióticos".

Dependencia del Estado

Para el Gobierno de la Generalitat, el Ejecutivo que preside Mariano Rajoy, quiere evidenciar hasta el “extremo” la dependencia en estos momentos de las autonomías del Estado. Cerrados los mercados internacionales a la emisión de deuda de las autonomías, los gobiernos autonómicos no tuvieron otra salida que pedir ayuda al Estado.

Descartados los hispabonos -una emisión conjunta entre el Estado y las autonomías, que sí se ha hecho en Alemania entre el gobierno federal y los länder- el Ejecutivo español ha puesto en marcha el FLA.

La reticencia de los bancos para prestar a ese fondo unos 8.000 millones de euros, de los 18.000 con los que cuenta el Fondo, ha retrasado las entregas a las comunidades.

Pero la percepción del Govern es otra. En un momento político en el que el movimiento independentista ha cobrado mucha fuerza, el Gobierno central, se entiende, también juega sus cartas, y aunque se descarta que se trate de un castigo político, sí se entiende que podría estiar la cuerda al máximo.

Prueba de ello, se considera, es que no pide todavía el rescate a las instituciones europeas y al FMI, que daría oxígeno al Tesoro español, y, por tanto, también a las tesorerías de las autonomías.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad