Mariano Rajoy en el debate de la moción de censura del jueves por la mañana. Por la tarde se ausentó. /EFE
stop

La Moncloa justifica la ausencia de Mariano Rajoy en la reanudación este jueves por la tarde de la moción de censura en que “no está obligado” a comparecer

31 de mayo de 2018 (15:48 CET)

Mariano Rajoy se ha ausentado en la reanudación este jueves por la tarde de la moción de censura que decidirá si continua o no como presidente del gobierno. Rajoy no ha dado explicaciones sobre su ausencia. La presidenta del Congreso, Ana Pastor, tampoco ha hecho ninguna referencia.

En la reanudación de la sesión, a partir de las tres de la tarde, han tonado la palabra los representantes de formaciones integradas en el grupo mixto como Coalición Navarra, Foro de Cantabria, Unión del Pueblo Navarro y Bildu. Joan Baldoví, de Compromís, ha sido el primero en pedir la presencia de Rajoy.

Ante esta ausencia, fuentes de la Moncloa apuntan a la cadena SER que el presidente no asistirá a la sesión parlamentaria de la tarde. Añaden que no tienen ninguna obligación de hacerlo.

El candidato a ser investido presidente, el socialista Pedro Sánchez, se encuentra en la bancada de su partido escuchando a las intervenciones de las diversas formaciones políticas. Sin embargo, en la bancada popular, aunque la mayoría de los escaños están ocupados, se mantiene vacío el asiento del presidente del gobierno, que no se ha incorporado después del receso.

Mariano Rajoy se toma la tarde libre pese a que se debate la moción de censura

Según informan fuentes populares a Efe, Rajoy está en las inmediaciones del Congreso de los Diputados comiendo con miembros de su equipo.

En la bancada azul solo estaban, al reanudarse el pleno, los titulares de Exteriores, Alfonso Dastis, y Hacienda, Cristóbal Montoro, así como la vicepresidenta Soraya Saénz de Santamaría, aunque la número dos del ejecutivo se ha levantado transcurridos unos minutos. También siguen el debate desde sus asientos los ministros Álvaro Nadal y Román Escolano.

El portavoz de UPN, Íñigo Alli, ha anunciado que sus dos diputados votarán en contra de la moción de censura porque su formación es “fiable” y mantendrá el pacto con el PP. Sin embargo, ha reclamado un adelanto de las elecciones generales.

Isidro Martínez Oblanca, de Foro, ha indicado que no apoyará la moción interpuesta por Pedro Sánchez por considerar que “una veleta es mucho más fiable”. Insistió en que el socialista lideraría un gobierno “débil y ambiguo”.

Bildu votará a favor de la moción. Sin embargo, la diputada Marian Beitialarrangoitia ha advertido a Sánchez que “no confiamos en usted”. Añadió que tanto si gobierna Rajoy como Sánchez no hay alternativa democrática que ponga freno “a la deriva autoritaria y recentralizadora del PP de la mano del neofranquista Ciudadanos”. Pese a estas críticas, las ganas de echar a Rajoy han decantado la balanza.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad