Rajoy insta a Mas a hablar claro: la consulta “no se puede celebrar”

stop

HACIA EL 9N

Mariano Rajoy, en la cumbre de la OTAN./EFE/Alberto Martín

05 de septiembre de 2014 (19:46 CET)

Sin subterfugios. El Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, desde Gales, ha querido dejar de lado los equívocos respecto a la consulta soberanista del 9 de noviembre, y ha emplazado a Artur Mas a hablar claro. Si Mas quiere seguir adelante, sólo provocará “empobrecimiento”.

Rajoy, que ha participado en la cumbre de la OTAN en la localidad galesa de Newport, ha insistido en que la consulta “no se puede celebrar”, y que no se puede utilizar una ley de consultas para una consulta que, en realidad, es un referéndum de autodeterminación, aunque Mas incida en que “no es vinculante”.

“Es un asunto muy serio y muy delicado, y no debemos jugar a equívocos ni utilizar unas palabras u otras o cambiar el significado”, ha afirmado Rajoy. El 9N, para el jefe del Ejecutivo, “es ilegal”, y la consulta “no se puede celebrar, va contra la historia, contra nuestros afectos y contra lo que piensan la mayoría de españoles y contra el futuro”.

Caída de los niveles de bienestar


Desde Gales, Rajoy ha querido entrar en el debate sobre el referéndum de Escocia, previsto para el 18 de septiembre. Según el presidente del Gobierno español, sólo hay “dos coincidencias” entre la situación de Escocia y de Cataluña. Los dos territorios deberían salir de la Unión Europea y sufrirían una caída del PIB y de los niveles de bienestar de “enormes proporciones”, con un “empobrecimiento de sus ciudadanos”.

Rajoy también ha querido entrar en la oferta que ha ofrecido la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal a todos los partidos no soberanistas. La idea de Cospedal es que el PP, el PSC, Unió y Ciutadans, puedan crear una gran coalición frente al soberanismo.

En contra de la oferta de Cospedal

Rajoy ha apoyado el objetivo. “Defender la unidad nacional es una obligación del presidente español, de los diputados y de los partidos”, ha asegurado.

Pero la respuesta ha sido contundente. Desde Albert Rivera, líder de Ciutadans, hasta Josep Antoni Duran Lleida, el máximo dirigente de Unió, o Miquel Iceta, primer secretario del PSC, han afirmado que el PP “no ha entendido nada”. Según Iceta, “no se puede buscar soluciones, constituyendo un frente contra otro”.


Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad