stop

Rajoy repetirá la estrategia de marzo: sumar cuantas visitas sea posible para convencer a los empresarios que no se sumen al independentismo

Barcelona, 15 de abril de 2017 (18:55 CET)

No son momentos para dejar de prestar atención a Cataluña. Mariano Rajoy lo sabe, y ante la avanzada independentista proyecta intensificar su presencia durante mayo en una serie de encuentros, jornadas e inauguraciones.

Ya en marzo pasó por Cataluña en dos ocasiones, en donde aprovechó para anunciar inversiones y convencer al empresariado que no se sumen a los cantos de sirena del independentismo.

Para la primera semana de mayo prevé participar en un acto organizado en Barcelona por Fomento del Trabajo, la principal patronal catalana, crítica con el proceso soberanista aunque su presidente Joaquim Gay de Montellá ha pedido que se reconozca a Cataluña como nación.

Se baraja, según fuentes del Gobierno consultadas por Efe, que ese acto pueda celebrarse el 4 de mayo, aunque está condicionado por el hecho de que esa jornada y la anterior se debaten y votan en el pleno del Congreso las enmiendas de totalidad presentadas por los grupos parlamentarios al proyecto de ley de presupuestos.

Rajoy coincidirá con Puigdemont en la apertura del Salón del Automóvil

Rajoy tiene previsto volver de nuevo a Barcelona el día 12 de mayo con motivo de la inauguración del Salón Internacional del Automóvil. Se trata de un acto en el que podría coincidir con Carles Puigdemont, de la misma forma que compartió mesa con el anterior presidente de la Generalitat Artur Mas, en un almuerzo con directivos de la industria del motor previo a la inauguración en 2015 del último Salón del Automóvil celebrado en la Ciudad Condal.

Rajoy volverá a clausurar las jornadas del Círculo de Economía

Otro evento en la agenda de Rajoy, al que es fiel desde 2004, son las jornadas anuales organizadas en Sitges por el Círculo de Economía, que se realizarán del 25 al 27 de mayo. Se espera que Rajoy asista a la clausura del evento, que suele congregar –además de importantes empresarios- a las primeras figuras políticas del país.

Por ejemplo, las del año pasado reunieron, además de a Rajoy y Puigdemont, al entonces líder del PSOE, Pedro Sánchez; al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera; al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias; y al líder de ERC y vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras.

Como en las últimas visitas, la estrategia de Rajoy pasa por mostrar una administración que busca el diálogo con las autoridades catalanas, aunque no crucen la línea roja del referéndum o la hoja de ruta independentista. En la última visita del 28 de marzo, el presidente de gobierno anunció ante medio millar de empresarios un paquete de inversiones de 4.200 millones de euros en infraestructuras en Cataluña hasta 2020.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad