Rajoy sobre el déficit a la carta: “se resolverá sin dificultad”

stop

ENFRENTAMIENTO AUTONÓMICO

16 de mayo de 2013 (21:54 CET)

Existe ya una cifra no desvelada. Un porcentaje sobre el déficit que deberá cumplir la Generalitat en 2013. La negociación entre el conseller de Economia, Andreu Mas-Colell y el ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, ya ha finalizado, y el Govern está a la espera de la última decisión del Gobierno central.

La cifra podría estar cercana al 2%, entre el 1,7% y el 1,9%. Sin embargo, el problema lo tiene ahora el presidente Mariano Rajoy, porque los presidentes autonómicos del PP rechazan que pueda haber un déficit a la carta. Incluso el lehendakari, Iñigo Urkullu, se ha alineado con esos barones, dejando en evidencia la supuesta solidaridad entre el nacionalismo vasco y el catalán.

El Ejecutivo de Artur Mas no entiende cómo Rajoy y Montoro no tenían solventada esa cuestión, antes de negociar con la Generalitat. Pero considera que no es su problema. Es del propio Rajoy, que se puede encontrar con una auténtica rebelión interna.

Una salida "razonable"


Pero Rajoy, poco dado a los enfrentamientos directos, ha minimizado la cuestión. Y este jueves, tras la reunión con los agentes sociales en La Moncloa, ha despachado el asunto con cierta tranquilidad: “se resolverá sin dificultad”.

Rajoy, no siente una “especial preocupación” por el déficit a la carta, ni por las protestas de los barones del PP. ¿Es un insensato? ¿Lo tiene bajo control? Lo cierto es que el presidente del Gobierno espera que las quejas amainen. “Este no es el tema importante que tiene la economía española", ha sentenciado, tras añadir, que espera que el asunto se resolverá de forma “sensata, razonable y equilibrada".

A los presidentes autonómicos, Rajoy les ha pedido “sentido común y generosidad”. Y también les ha advertido que las discusiones públicas “no son útiles”, en una clara referencia a los barones de Extremadura, Madrid y Castilla-León.

El 19% del PIB español

El Gobierno central ha querido responder a las peticiones de Catalunya en primer lugar porque entiende que ha realizado un gran esfuerzo para reducir el déficit, y porque la comunidad, al margen de los reproches que ha recibido por parte de otros dirigentes del PP, supone el 19% del PIB español.

Rajoy ha recordado que las autonomías contaban, inicialmente, con el 0,7% de déficit, ampliado ahora al 1,2%, tras la flexibilidad mostrada por la Comisión Europea. Sin embargo, ese 1,2% podría ser más elevado, cercano al 2%, para autonomías como Catalunya, Valencia, Murcia o Baleares.

Mas, en busca de ERC

El problema para Rajoy, es que la media de todas las comunidades deberá ser del 1,2%, y lo que gane una lo deberá perder otra. Una de las cuestiones que sigue en el aire es saber qué objetivo de déficit le permitirá Bruselas a España. La Comisión Europea llegó a hablar de un 6,5%, pero el Gobierno mantiene la idea del 6,3% para 2013. Esas dos décimas suponen 2.000 millones más o menos de ajuste, en función de la decisión de Bruselas.

Una vez se difunda, Rajoy convocará, en las próximas semanas, el Consejo de Política Fiscal y Financiera en el que todas las comunidades se verán las caras. En ese momento, Artur Mas también deberá decidir si presenta o no los presupuestos de 2013 y con quién quiere aprobarlos, visto que ERC no está por la labor.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad