Rivera acepta el pulso y negociará con Rosa Díez

stop

MAPA POLÍTICO

El líder de Ciutadans, Albert Rivera | EFE

07 de septiembre de 2014 (11:42 CET)

El líder de Ciutadans, Albert Rivera, defendió desde el primer momento colaborar con UPyD, y con aquellas fuerzas políticas que propugnen una tercera vía en España, que respete los principios de la Constitución. Pero el partido que lidera la ex socialista Rosa Díez, siempre ha recelado de la formación de Rivera. Fuentes de Ciutadans consideran que el partido de Rosa Díez peca de "exceso de rigidez", pero prima ahora la necesidad de constituir una alianza que actúe en España de tercera vía.

El hecho es que, al margen del deseo de intenciones, UPyD aprobó este sábado una hoja de ruta para posibles colaboraciones. Rosa Díez se enfrentó al eurodiputado Francisco Sosa Wagner, que había pedido una alianza electoral con Ciutadans, y la mayoría del partido se alineó con ella. Pero el ‘no’ a Sosa Wagner no implica un ‘no’ a Rivera. UPyD negociará con aquellas formaciones que defiendan el mismo ideario político, la reforma de la ley electoral y la unidad de España.

'No' a Sosa Wagner, pero 'no' a Rivera

Y Rivera ha aceptado ese pulso, convencido de que “es necesario en España” esa tercera vía constitucionalista. Por ello, ha asegurado que ha propuesto a UPyD la creación de un grupo de trabajo con la finalidad “de explorar colaboraciones para que esta vía que es tan necesaria para el país se consolide más pronto que tarde”.

Rivera no esconde los problemas intenos de UPyD. Aunque Sosa Wagner no obtuvo muchos apoyos en su partido, Rivera sí entiende que se ha producido un cambio. “Ante la rectificación de la dirección de UPyD, consideramos que existe un marco suficiente para poder dialogar”, ha precisado. El líder de Ciutadans, que movilizó a todos los electores españoles en las europeas con Movimiento Ciudadano, obteniendo dos eurodiputados, cree que ha llegado el momento. “Ya no hay excusas para no iniciar este diálogo”, con la idea de formalizar una tercera vía “constitucionalista y demócrata”.

El hecho es que los puntos en común entre las dos formaciones existen. “Hay un marco de coincidencia prácticamente absoluto”, ha afirmado, pese a que también existen matices diferentes sobre algunas cuestiones que hacen referencia a la regeneración democrática.

Rivera rechaza el frente con el PP

Sin embargo, una de las esas diferencias sí es sustancial. Mientras que UPyD se mostró favorable a la oferta de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, para formar un frente en contra de los soberanistas en Cataluña, Rivera se opone a ir de la mano del PP. “Es imposible que en la misma lista vayamos los que queremos limpiar la política y los que la ensucian”, afirma, en relación a los casos de corrupción del PP.

UPyD, que debatió por espacio de ocho horas su hoja de ruta en un consejo político extraordinario este sábado, aprobó un documento marcando las condiciones para posibles acuerdos con otras fuerzas políticas por 110 votos a favor, 4 en contra y 3 abstenciones. Rosa Díez fue clara: “Si alguien cree que reúne los requisitos del partido y quiere una alianza electoral con nosotros, nos pedirá una reunión”.

Y Rivera ya la ha pedido.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad