Roses paraliza las obras de los jardines de la Fundación del Bulli

stop

El Ayuntamiento acusa a Ferran Adrià de haber talado unos árboles que "deberá reponer"

El Bulli en la cala Montjoi de Roses. / A Contracorriente

Barcelona, 18 de marzo de 2016 (20:37 CET)

El Ayuntamiento de Roses ha paralizado las obras de los jardines exteriores del antiguo restaurante El Bulli de Ferràn Adrià ubicado en la cala Montjoi, en el corazón del parque natural del Cap de Creus.

Adrià ha emprendido la reforma del lugar para poner en marcha su nuevo proyecto, El Bulli 1846, una fundación gastronómica. Pero a la primera de cambio ya se ha encontrado con la oposición de los ecologistas.

Tala de árboles sin permiso

La entidad Iaeden-Salven L'Empordà ha realizado varias reclamaciones en relación a esas obras. Por un lado, los ecologistas han denunciado que los trabajos del jardín se estaban realizando sin permiso. Por otro lado, han alertado de que "se han detectado movimientos de tierra superiores a lo permitido por la licencia", tal y como avanzó Economía Digital.

La alcaldesa de Roses, Montse Mindan, ha dado la razón a los ecologistas en la primera de sus reivindicaciones y ha explicado a Europa Press que las actuaciones del jardín se realizaron sin los permisos necesarios.

Batería de preguntas en el Parlament

Según Mindan, los encargados de la obra talaron una serie de árboles, que ahora deberán reponer para dejar la zona "tal y como estaba antes de la tala". Además, la alcaldesa ha señalado que las obras permanecerán paralizadas hasta que se emita un informe favorable conjunto por parte del propio Ayuntamiento, la Generalitat y el Parque Natural del Cap de Creus.

Pero con eso no se resolverá el conflicto. Porque la segunda de las quejas todavía está pendiente y, además, ha llegado al Parlament a través del grupo de Catalunya sí que es pot. El diputado Marc Vidal ha presentado una batería de preguntas al sospechar que las obras de ampliación de El Bulli podrían "no tener en cuenta las normas de protección del Parque Natural del Cap de Creus".

Posible falta de seguimiento

Vidal cree también que el Ayuntamiento de Roses "no ha realizado un seguimiento riguroso" de la reforma. Por eso, ha preguntado por el control que se ha realizado de las obras, por el cumplimiento de la normativa vigente, por las gestiones realizadas por la Generalitat para adecuar la remodelación a la ley y por el plan que se aplicará en caso de que se detecten irregularidades.

Si de las respuestas se deduce que la construcción de la Fundación del Bulli no ha cumplido con la normativa medioambiental, las obras de la finca podrían correr la misma suerte que las del jardín y paralizarse.       
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad