El presidente del PP, Pablo Casado, clausura un acto en el que también participan los presidentes del partido en Baleares, Biel Company, y en Ibiza, José Vicente Marí. EFE/ Sergio Cañizares
stop

El líder del PP contraataca a Pedro Sánchez tras una subida salarial que ha merecido la crítica de diversos organismos (nacionales e internacionales)

Anna Pujol

El presidente del PP, Pablo Casado, clausura un acto en el que también participan los presidentes del partido en Baleares, Biel Company, y en Ibiza, José Vicente Marí. EFE/ Sergio Cañizares

Barcelona, 10 de abril de 2019 (14:23 CET)

El líder del PP, Pablo Casado, ha devolver el salario mínimo interprofesional (SMI) a los 850 euros mensuales, la cifra que estaba en vigor durante el gobierno de Mariano Rajoy. Con esta medida, el líder del PP pretende reducir el impacto sobre el empleo causado por el aumento del SMI hasta los 900 euros que aprobó el gobierno de Pedro Sánchez.

Este aumento del 22% del sueldo mínimo fue objeto de crítica por varios organismos económicos y financieros debido a la destrucción de miles de empleos provocados por esta subida. Entre ellos, la Comisión Europea cifró esa pérdida entre 70.000 y 80.000 puestos de trabajo entre 2019 y 2020; o la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIREF), que apuntó hasta los 120.000 empleos perdidos en esos dos años. 

El Banco de España fue el organismo más contundente respecto a la subida del SMI al augurar la pérdida de 150.000 empleos en el mismo periodo, y a la vez, el que más se acercó a la realidad. Las predicciones se materializaron en enero del 2019, cuando la Seguridad Social registró 200.000 bajas

El líder del partido azul ha prometido una rebaja de los impuestos cuantificada en 16.000 millones de euros, que serían devueltos a los trabajadores a través de la reducción del IRPF y sociedades. Además, pretende eliminar los impuestos de sucesiones, donaciones, patrimonio y actos jurídicos documentados en hipotecas; así como reducir cotizaciones y aumentar deducciones para la vivienda. 

Casado carga contra el CIS de Tezanos

Casado, que será el número uno de la lista del partido azul al Congreso de los Diputados el próximo 28 de abril, ha subrayado que no dimitirá de la dirección del partido, aunque pierda los 60 escaños que ha previsto el último sondeo del CIS. Según la macroencuesta del centro de invesigación, el PP obtendría entre 66 y 67 escaños, la mitad que los socialistas, que obtendrían entre 123 y 138 escaños. 

Ante estos resultados, el líder del PP cree que todavía puede ganar, ya que, asegura, hay 28 escaños que oscilan y que pueden marcar la diferentcia. A esto se le añade la gran cantidad de indecisos (un 25,3% de los encuestados por el CIS) y la posibilidad de voto oculto.

Casado ha llamado a un "voto útil" de la derecha, y aspira a robar votantes a Ciudadanos y a Vox, que "no tienen ninguna excusa para no confiar en el PP". Casado ha cargado contra el barómetro de Félix Tezanos, y asegura que los resultados del CIS son "puro 'fake news'" y "propaganda electoral" del gobierno de Sánchez. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad