El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha blindado a las empresas estratégicas.

Sánchez aparta a Iglesias del Gobierno anti-coronavirus

stop

El presidente del Gobierno toma el mando único contra la pandemia, convertida ya en asunto personal. Las mujeres de Sánchez e Iglesias tienen Covid-19

Barcelona, 15 de marzo de 2020 (04:55 CET)

Todavía es pronto para saber a qué hora conoció Pedro Sánchez el positivo por coronavirus de su mujer, Begoña Gómez. Pero es seguro que no fue a las 23.45h de este mismo sábado, que es cuando Moncloa dio a conocer la noticia.

Antes, mucho antes, a las 14.00 horas, Sánchez tenía previsto comparecer ante la opinión pública para concretar las medidas que acompañaban al estado de alerta. Pero algo comenzó a torcer las previsiones de mediodía, y su aparición televisiva no se produjo hasta siete horas después, a las 21.00.

El presidente del Gobierno vio ante sí una montaña inacable de complejidades a las 14.00 horas y comenzó a ganar tiempo. Tenía problemas con sus socios de Podemos porque pretendía marginar a los ministros de Pablo Iglesias de la gestión (política y económica) del coronavirus una vez declarada la fase excepcional del estado de alerta.

Tenía también problemas con sus socios soberanistas (ERC y PNV, principalmente) porque se disponía a asumir el mando único de todas las administraciones frente a la pandemia. Y ya se sabe que para los nacionalistas el Gobierno no tiene manos, sino zarpas; ni tiene atribuciones constitucionales, sino obsesiones golpistas.

Las pruebas de coronavirus en el Gobierno

Y tenía, por último, la preocupación de tener a su mujer infectada por el Covid-19, lo cual conduce a preguntas inevitables: Va a someterse a cuarentena el presidente del Gobierno? ¿Tiene coronavirus?

Aunque solo han pasado tres días desde el positivo de la ministra de Igualdad, Irene Montero, el cual obligó a someterse a pruebas a todo el gabinete, cabe preguntarse si el presidente, que dio negativo, si sigue estando limpio.

Pero estas preguntas eran insospechadas cuando el presidente del Gobierno compareció a las 21.00 horas ante las cámaras con el gesto demudado para leer con enorme rigidez las explicaciones del estado de alerta en el teleprompter. La más importante es sencilla de sintetizar: "A partir de hoy, la autoridad competente en todo el territorio será el Gobierno de España".

Y no solo eso. La autoridad competente es, en realidad, el Gobierno del PSOE (y no de Podemos) porque, desde este sábado, la España que lucha contra el coronavirus está únicamente a las órdenes de Sánchez y de cuatro ministros (socialistas) delegados: la titular de Defensa, Margarita Robles; el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska; el ministro de Transportes, José Luis Ábalos; y el titular de Sanidad, Salvador Illa.

Con el estado de alerta ya declarado, las explicaciones de Sánchez parecían dirigirse a decretar el confinamiento total de los españoles en sus domicilios. Hasta que comenzaron a saberse las excepciones: se puede salir a la compra, también al médico, y al cuidado de personas mayores, y al banco, y a la peluquería y a la tintorería...¿Confinamiento flexible?

Sánchez y el escudo de los expertos

En el turno de las preguntas, a Sánchez se le preguntó por lo que está en boca de todos. ¿Va tarde el Gobierno con las medidas? Y el presidente, de nuevo, se escudó en los expertos científicos, a quienes ya endosó la responsabilidad de la celebración en las calles de Madrid del Día de la Mujer, a la cual asistió su mujer.

Al término de sus explicaciones, también compareció el jefe de la oposición, Pablo Casado. Parecía que TVE lo iba a retransmitir en directo. Pero no. Cortó la emisión al cabo de dos minutos. Dijo Casado que la declaración del estado de alerta le parece adecuada. "Las medidas son las necesarias, son las que hemos reclamado esta semana. Pero el retraso de las medidas puede costar muy caro", lamentó.

Se sabe que Sánchez y Casado hablaron el viernes, pero no es posible ver en estos momentos hasta dónde va a llegar la colaboración entre PSOE y PP, más allá de que los populares arropen el estado de alerta.

Por lo pronto, Casado echa en falta las medidas económicas que deben aprobarse para compensar las restricciones de circulación y de comercio. "Se tiene que garantizar la liquidez", urgió. Pero hasta el martes no se sabrá nada de todo ello.

"No se puede exigir unidad a la oposición cuando el Gobierno está dividido, cuando el vicepresidente se salta la cuarentena ante toda España", lamentó el líder del PP, en alusión a la presencia de Iglesias en el Consejo de Ministros. Quizás Sánchez también se la saltó.

El presidente y el vicepresidente tienen a sus mujeres infectadas. En estas circunstancias lucha España contra el coronavirus. Ya hay 6.400 contagiados, por cierto.

 

 


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad