Sánchez está dispuesto a ceder con tal de formar gobierno

stop

El dirigente socialista volvió a insistir a Podemos y Ciudadanos que acepten la formación de un gobierno plural. Pablo Iglesias anticipa que si no hay acuerdo, serán sus militantes los que decidan los pasos a seguir

Pedro Sánchez y César Luena en la reunión del Comité Federal. / EFE

Barcelona, 02 de abril de 2016 (13:27 CET)

Siguen pasando los días del calendario político y las formaciones comienzan a mostrar su nerviosismo por la parálisis y el bloqueo de las negociaciones. En la apertura del Comité Federal del PSOE, su secretario general Pedro Sánchez dijo que está "dispuesto a ceder" para que haya un acuerdo de Gobierno.

"Nos quedan tres semanas y espero y deseo que España no se vea abocada a repetir elecciones y que dentro de poco tengamos un gobierno del cambio", dijo Sánchez.

Críticas al bloqueo de Podemos

Por ello volvió a reiterar a Podemos y a Ciudadanos que dejen de lado sus vetos y asuman un acuerdo para crear "un gobierno plural", porque "la sociedad española es plural y el Parlamento es plural". Y aprovechó para criticar la actitud confrontativa de la agrupación de Pablo Iglesias: "mientras nosotros pusimos en marcha el reloj de la democracia, ellos bloquearon el reloj del cambio".

Sánchez ha insistido en que en la negociación con C's y Podemos, que se abrirá la próxima semana, el PSOE va a ir "sin líneas rojas", pero con el objetivo de poner fin al gobierno del PP.

El dirigente socialista reconoce que el pacto con Ciudadanos no es suficiente para formar Gobierno. Por ello dijo que si hubiera "cambios sustanciales" en el acuerdo con el partido de Albert Rivera se volvería a consultar a los militantes, como el pasado 27 de febrero.

Díaz marca los límites

Ya la secretaria de la federación andaluza, Susana Díaz, le recordó a Sánchez que si es elegido presidente, tiene que respetar tanto los límites que le marcó el Comité Federal el 28 de diciembre como el acuerdo con Ciudadanos.

En la reunión del Comité Federal socialista, se decidió que el Congreso del partido, programado para mayo, sea aplazado hasta que se resuelva la investidura de Gobierno. 

Iglesias deja la decisión a los militantes 

También Pablo Iglesias quiere pasar el balón de la decisión final a sus bases. En la mañana del sábado dijo que en caso de que no haya acuerdo con los dirigentes del PSOE dejará en manos de los militantes si apoyan a Sánchez o dan por acabada las negociaciones y se resignan a ir a elecciones.

"Los inscritos son los que tienen que tener la última palabra de nuestra posición", ha proclamado el líder de la formación morada durante su intervención al inicio del Consejo Ciudadano Estatal.

Iglesias sigue reiterando al PSOE la formación de una coalición de izquierdas "a la valenciana", pero dejando afuera a Ciudadanos. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad