Una foto del presidente del Gobierno Pedro Sánchez durante una conferencia de prensa celebrada en el Palacio de Moncloa, en Madrid. Foto: Efe

Sánchez descarta una crisis de Gobierno "en el corto plazo"

stop

El presidente sostiene que el período de alarma "ha puesto en valor la lealtad de la coalición" y "ha soldado" la alianza entre PSOE y Podemos

Barcelona, 28 de junio de 2020 (10:34 CET)

Ni las diferencias entre Pablo Iglesias y Nadia Calviño en políticas fiscales ni la crisis en la Guardia Civil que puso en la cuerda floja a Fernando Grande-Marlaska han hecho que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se plantee una remodelación de su gabinete de Gobierno. Por lo menos a corto plazo.

“Yo percibo una lealtad absoluta entre todos y una alineación en cuanto a los objetivos. El acuerdo de Gobierno no está en cuestión ni se plantea ninguna remodelación a corto plazo”, ha expuesto en una entrevista en La Vanguardia. El presidente ha asegurado que la crisis provocada por la pandemia ha "soldado" y ha puesto en valor la "lealtad" de la coalición entre el PSOE y Unidas Podemos.

De esta forma, el líder del Ejecutivo busca acallar aquellos rumores que sugerían que algunos de sus ministros, Grande-Marlaska al frente de ellos, podrían haberse quemado durante el Estado de Alarma con la operación de purga realizado en la Guardia Civil. Sánchez intenta zanjar a su vez las dudas sobre la permanencia del vicepresidente Pablo Iglesias, en pleno escándalo judicial por el destino de la tarjeta telefónica de su asesora. 

Preguntado sobre la compatibilidad entre el pacto PSOE-UP y el de Ciudadanos, Sánchez ha expresado que el partido naranja “ha visto que la estrategia de alineación total con el Partido Popular y Vox le llevaba a quedarse sin espacio. El tiempo dirá si es una actitud estratégica o puramente táctica”.

También critica nuevamente la actitud del Partido Popular y de Pablo Casado, acusandolos de "utilizar" el virus y la pandemia para "derrocar" al Ejecutivo de coalición y pidiendo que "se abandone el uso de los muertos en la contienda política". Según el presidente, esa "estrategia de acoso ha fracasado".

Según ha señalado, apelar a las cifras de fallecidos por la Covid-19 es "criticar" a sus propios gobiernos autonómicos ya que son ellos los que aportan los datos de las muertes. A su vez, también ha censurado el papel del PP en Europa al "elevar" un informe sobre la calidad de la demcoracia en España: "Me parece impropio de un partido con sentido de Estado".

"Ruido electoral en la propuesta de mesa de diálogo con Cataluña"

El presidente ha reflexionado sobre si cambiaria algo de su gestión de la crisis y “no niega” que se podría haber aprobado antes el estado de alarma “pero también es cierto que la sociedad española y muchas fuerzas políticas no lo hubieran entendido con un número de fallecidos inferior al que teníamos en la segunda semana de marzo”.

Sobre la mesa de diálogo con Cataluña, Sánchez ha asegurado que le gustaría reanudarla en julio, si bien ha avisado que oye "ruido electoral" dentro de esa propuesta. En relación a un posible indulto a los políticos encarcelados por el 1 de octubre, Sánchez ha asegurado que las medidas de gracia "están perfectamente definidas" dentro de la jurisdicción.