El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Industria, Reyes Maroto, en un acto en Madrid el 21 de enero de 2020. Foto: EFE

Sánchez ordena revisar el delito de sedición tras pactar con ERC

stop

El Gobierno cumple un récord de guiños a Oriol Junqueras llevando al Congreso una amplia reforma del Código Penal que rebaje las penas por sedición

Alessandro Solís

Economía Digital

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Industria, Reyes Maroto, en un acto en Madrid el 21 de enero de 2020. Foto: EFE

Barcelona, 21 de enero de 2020 (14:35 CET)

El alcance del acuerdo entre el PSOE y Esquerra Republicana (ERC) para facilitar la investidura de Pedro Sánchez es cada vez más transparente. Poco más de una semana después de estrenarse el nuevo Consejo de Ministros, el Gobierno ha anunciado este martes que llevará al Congreso de los Diputados una "revisión y reforma" del Código Penal que abarque "todos los capítulos", incluido el delito de sedición.

Sánchez ya lo había avanzado este lunes en su entrevista con TVE y la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, lo ha confirmado tras el segundo Consejo de Ministros de la coalición entre el PSOE y Unidas Podemos. Desde luego, una reforma del Código Penal que rebaje las penas contempladas para la sedición beneficiaría al líder de ERC, Oriol Junqueras, condenado a 13 años de prisión por ese delito y por malversación.

Fuentes jurídicas, en declaraciones recogidas por el ABC, han advertido de que una reforma podría abrir las puertas a una rebaja de condena para Junqueras y los demás presos del procés condenados por sedición. La legislación penal permite que los sentenciados, así sea con condena firme, puedan acogerse a una reforma si es más beneficiosa para ellos que el castigo vigente al momento de cometer los hechos.

El lunes, Sánchez no descartó rebajar las penas del delito de sedición, pero pidió ir "paso a paso". Y este martes, Montero ha explicado que el plan del Gobierno es afrontar con "amplitud de miras" la revisión del Código Penal para ajustarlo a la "realidad" actual, entiendiendo que se debe "hablar mucho, dialogar mucho y concitar todo tipo de acuerdos". Montero ha insistido en que el debate debe ser amplio; no solo sobre la sedición.

El proceso de revisión, ha añadido la ministra, no solo afecta a "los acontecimientos ocurridos en Cataluña" sino que también se pretende abarcar capítulos como los delitos sexuales y medioambientales. Y ha aclarado que la posible reforma del delito de sedición no forma parte del acuerdo PSOE-Podemos y que no hay una unidad de voto predeterminada, sino que se intentará llegar a acuerdos con todos los partidos, incluido el PP.

Torra se abre a negociar la sedición con Sánchez

El Govern de Quim Torra, que esta misma mañana ha restado importancia al anuncio de la reunión de Pedro Sánchez con el president por hacerla dentro de una ronda de contactos con otros presidentes autonómicos, se ha abierto a negociar la reforma del delito de sedición con el Gobierno. Antes del anuncio oficial tras el Consejo de Ministros, la portavoz de la Generalitat y consejera de Presidencia, Meritxell Budó, se ha puesto a disposición del Ejecutivo para este asunto.

Budó ha valorado que un movimiento como este "la modificación del Código Penal y el delito de sedición" forma parte de "la petición del fin de la represión", uno de los temas que el Govern quiere abordar con Sánchez la primera semana de febrero. El otro asunto a tratar desde la Generalitat será "el derecho a la autodeterminación" y la figura del mediador para fijar "condiciones, contenidos y garantías", según la portavoz del Ejecutivo catalán.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad