Jaume Alonso-Cuevillas (2º izq), el abogado del expresidente de la Generalitat catalana Carles Puigdemont. EFE

El abogado de Puigdemont defiende el indulto por rebelión y sedición

stop

Jaume Alonso-Cuevillas advierte en el Congreso que es mejor no restringir los delitos indultables para no cerrarse la puerta a hacer política

Marcos Pardeiro

Economía Digital

Jaume Alonso-Cuevillas (2º izq), el abogado del expresidente de la Generalitat catalana Carles Puigdemont. EFE

Barcelona, 10 de enero de 2019 (12:56 CET)

Jaume Alonso-Cuevillas, uno de los abogados de Carles Puigdemont, ha defendido este jueves en la comisión de Justicia del Congreso de los Diputados no restringir la gracia del indulto, tal y como plantean PP y Ciudadanos, porque sería tanto como quedarse sin caminos políticos para abordar, por ejemplo, la crisis catalana. "El Estado no se debería cerrarse la posibilidad de hacer política porque algún día podría haber pronunciamientos de instancias internacionales", advirtió Alonso-Cuevillas a los diputados.

La comisión de Justicia está examinando una reforma de la ley que regula el indulto, una norma del año 1870 que sólo ha sido modificada una vez, en 1988. Alonso-Cuevillas, catedrático de Derecho Procesal, compareció a petición del Pdecat y se posicionó en contra de la modificación que defienden PP y Ciudadanos para limitar los delitos indultables.

Ciudadanos considera que no debería haber amnistías de ningún tipo en casos de condena por terrorismo, mientras que el PP cree que también deberían impedirse las medidas de gracia en casos de rebelión o sedición, delitos de los que se acusa a los dirigentes independentistas.

"El indulto es una facultad excepcional, pero es un error limitarlo a un catálogo de delitos y excluir otros por execrables que nos parezcan", consideró Alonso-Cuevillas, que desarrolló el grueso de su intervención en su condición de experto jurista, aunque no pudo evitar un comentario final sobre su cliente Puigdemont.

La amenaza de Estrasburgo

"Si con la modificación de la ley se prohibiera el indulto por rebelión a mí me faltaría tiempo para traducirlo y presentarlo a los tribunales de Estrasburgo", advirtió el abogado de Puigdemont al diputado del PP Leopoldo Barreda, con quien mantuvo un duelo de guante blanco.

"Me acusa usted, señor Barreda, de haber sido subjetivo y, sí, lo he sido pero baso mis opiniones en fundamentos de derecho. Por cierto, alguna minuta he cobrado de su grupo parlamentario, aunque hace años, debo decir. Ahora dudo de que me contrataran", dijo el abogado de Puigdemont. 

Alonso-Cuevillas se refirió en varias ocasiones al ordenamiento jurídico de otros países occidentales y subrayó que el indulto no está limitado en la gran mayoría de los casos. Eso sí, defendió reforzar los criterios de transparencia y motivación para combatir las suspicacias.

El abogado defendió en todo momento que el Gobierno pueda usar la gracia del indulto como parte de su política criminal y rechazó condicionarla a informes vinculantes de instancias judiciales. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad