Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, lograrían mayoría si se repiten las elecciones en noviembre. EFE/Archivo

Sánchez y Junqueras presionan a Iglesias para que se retracte

stop

El PSOE acepta ahora incluir ministros de la formación morada, mientras que ERC planea abstenerse en la investidura para dejar en evidencia a Unidas Podemos

Madrid, 12 de julio de 2019 (09:49 CET)

Las posiciones de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias continúan estancadas y sin un posible acuerdo a la vista. El conflicto catalán y la entrada de miembros de Unidas Podemos en los ministerios son los principales obstáculos. No obstante, Sánchez ha dado su brazo a torcer y ofrece a Iglesias la creación de dos equipos de negociación y ya no descarta incluir algún ministro de Unidas Podemos.

Según ha avanzado la vicepresidenta del gobierno en funciones, Carmen Calvo, en una entrevista en la Cadena Ser este viernes, el Gobierno valora ahora "todos los escenarios posibles" para constituir Gobierno, por lo que el PSOE parece que ha aparcado el veto a la presencia de miembros de Unidas Podemos al frente de ministerios. 

"Los nombres importan muy poco, sólo el de Sánchez", ha asegurado la vicepresidenta, a lo que ha añadido: "Salvo el presidente, todo los demás somos prescindibles". En este sentido Calvo ha repetido en varias ocasiones que Sánchez "actuará en consecuencia cuando la Cámara le entregue la confianza" porque la elección de los miembros del Gobierno es su responsabilidad.

A diez días de que Sánchez se enfrente a la investidura, los nacionalistas catalanes siguen en el punto de mira. Ahora, ERC plantea abstenerse en la investidura de Sánchez para cargar sobre Unidas Podemos la responsabilidad de que se produzca un bloqueo en la formación de Gobierno. La nueva estrategia de los republicanos pasa por presionar a Iglesias a que acepte las propuestas, ya que, en palabras del portavoz de ERC, Gabriel Rufián es "irresponsable hablar de repetir las elecciones generales, y esto es una interpelación directa a Podemos". 

Posiciones encontradas

Calvo también ha avisado de que "hay muchas cosas que nos separan" a PSOE y Unidas Podemos. Concretamente, la vicepresidenta se refiere a "la visión de Cataluña y de los compromisos de España en Europa y en el mundo".

El mismo Sánchez confirmaba este jueves la negativa de Iglesias de retomar las conversaciones para la investidura mediante la formación de dos equipos negociadores. 

Por este motivo, la vicepresidenta ha insistido en pedir responsabilidad a todos los partidos para facilitar la gobernabilidad del país, ha aludido concretamente a que el PP reconsidere su posición y se abstenga. 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad