Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, en la Moncloa, en una imagen de archivo. Foto: EFE/Zipi

Pablo Iglesias da un portazo a Pedro Sánchez

stop

El líder de Unidas Podemos rechaza la oferta del presidente del Gobierno de retomar las conversaciones para la investidura

Barcelona, 11 de julio de 2019 (17:19 CET)

Pablo Iglesias ha rechazado la oferta de Pedro Sánchez de retomar las conversaciones para la investidura mediante la formación de dos equipos negociadores. El mismo presidente del Gobierno ha dejado constancia del portazo en su cuenta de Twitter, mediante la cual ha informado de que ha llamado al líder de Unidas Podemos para proponerle la reactivación del diálogo para negociar "primero el programa y, después, la composición del Gobierno".

Podemos ha confirmado que la conversación se ha producido a las cuatro de la tarde, y también que ha sido infructuosa porque Sánchez mantiene la negativa a hablar de la posibilidad de un gobierno de coalición, mientras que Iglesias le ha reclamado una "negocación integral" sin "líneas rojas ni vetos" según fuentes de la formación morada citadas por EFE. Pero Sánchez ya había dejado claro que su negativa a que los de Iglesias asuman carteras ministeriales es inamovible.

La llamada del presidente se ha producido después de que Iglesias se pusiera en contacto esta mañana con él mediante un mensaje de texto al escucharle decir en TVE que tenía intención de retomar la negociación.

En esa entrevista, Sánchez proponía "rebobinar y volver al punto de partida" de las negociaciones, planteando dividir las conversaciones en dos equipos negociadores, y anunciaba su intención de llamar a Iglesias, que poco después, en declaraciones a Antena 3, se sorprendía de que el presidente hubiera hecho el anuncio en televisión en lugar de hacerle a él la propuesta directamente. El líder de Podemos se mostró dispuesto a retomar las conversaciones, pero ya avisó de que Sánchez tendría que "renunciar a una línea roja", la de querer un "gobierno monocolor".

Pero en la charla telefónica se ha constatado que esa línea sigue fijada en el mismo punto, así que el intento de reanudar la negociación ha quedado en nada, de momento. "Seguiremos intentándolo", tuiteó Sánchez.

La situación vuelve a tensar la cuerda y a acercar la no nata legislatura al precipio de una sesión de investidura fallida la semana del 22 de julio y a un avance electoral en noviembre. El PSOE sigue sin plantearse un segundo intento de investidura, aunque Sánchez se remitió este jueves al procedimiento previsto, según el cual, tras un primer intento de investidura que no fructifique, es al Rey a quien le corresponde volver a hacer una ronda de contactos y ver "si hay algo en la piscina" para plantear si es pertinente abordar un segundo intento.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad