Ser mujer en Barcelona significa ganar un 25% menos de salario

stop

La desigualdad de género se da en todos los ámbitos profesionales y de edad. El sueldo medio en la capital catalana es un 23% más alto que el salario promedio español. 

Mujeres trabajando en una fábrica de calzado.

Barcelona, 07 de agosto de 2016 (16:41 CET)

Aunque se pinte a Barcelona como una ciudad progresista e igualitaria, las diferencias de género en materia económica son grandes. Muy grandes. Un estudio del Ayuntamiento revela que el salario medio anual de las mujeres es un 25% inferior al de los hombres. Con estadísticas del 2014, se indica que las primeras ganaron un promedio de 24.618 euros, mientras que los segundos se han llevado 32.868 al bolsillo.

Esta diferencia salarial se da en todas las franjas de edad, tanto para niveles educativos básicos como universitarios, y va más allá de nacionalidades, grupos profesionales y tipo de contrato: las mujeres llevan las de perder en casi todos los ámbitos. A lo sumo, las diferencias se reducen cuanto menor es la escala salarial.

En este estudio económico también se evidencia que los salarios en Barcelona son más altos que en el resto de Cataluña, donde los residentes en la capital ganaron un 14,5% más; y si se compara con el resto de España, un barcelonés ha obtenido una remuneración un 22,8% más alta que el promedio salarial del país.

Por franjas de edad, los jóvenes de hasta 24 años tienen la tasa de remuneración más baja, con un promedio de 8.336 euros, mientras que los mayores de 65 alcanzan a ganar 37.240 euros.

Por grupos profesionales, los mejores sueldos se pagan, según este informe, entre los licenciados, ingenieros y los miembros de la alta dirección. En cuanto a actividades, las financieras y los seguros obtuvieron los salarios medios más altos (54.158 euros), mientras que los trabajadores de hostelería recibieron los sueldos más bajos (15.055 euros).

Asimismo, los asalariados con contrato indefinido cobraron, de media, un 89 % más que los que tenían contrato temporal, mientras los que tenían jornada completa ganaron más del doble de quienes trabajaron a tiempo parcial.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad