Serhs no volverá a servir comida en el hospital de Badalona

stop

La comisión municipal, que estudia presuntas irregularidades del grupo de Ramon Bagó, prepara una reprimenda pública a la empresa. Los investigadores tienen la convicción de que la compañía, que cocina en el centro sanitario desde 1993 sin haber ganado ningún concurso, no optará a un nuevo contrato

Ramon Bagó, presidente de Serhs.

10 de mayo de 2012 (20:42 CET)

Serhs, el conglomerado catalán con 64 empresas que incluyen desde hoteles hasta alimentación y servicios tecnológicos, dejará de servir la comida en el Hospital de Badalona. El grupo está bajo el foco de una investigación municipal que indaga las razones por la cual la compañía dirigida por el exalcalde convergente de Calella, Ramon Bagó, ha alimentado a los pacientes del hospital municipal desde 1993 sin haber ganado ningún concurso público.

La comisión, presidida por el alcalde de Badalona, Xavier García Albiol (PP), e integrada por miembros de todos los partidos políticos, el comité de empresa y por un representante de las entidades vecinales, se prepara para redactar unas conclusiones que, según indican todas las fuentes, terminarán por condenar a la empresa y a los gobiernos anteriores por no haber convocado un concurso público.

“Después de todo el proceso, si algo tenemos claro es que Serhs no volverá a servir comida en el hospital de Badalona. Lo más seguro es que ni se presente al concurso porque sería muy extraño que después de haber salido escaldada quiera seguir trabajando en el hospital”, explica Antoni Barbarà, integrante de la comisión de investigación y representante de EUiA.

Precio más alto

Las continuas renovaciones a dedo del contrato de Serhs en el hospital municipal contravienen las normas de contratación pública, según opinan los miembros de la comisión de investigación. Con la llegada del nuevo gobierno municipal encabezado por el Partido Popular, se convocó el primer concurso público para el servicio de cocina del hospital al que sólo se presentó una compañía: Serhs.

Pero el concurso fue declarado desierto cuando la oferta económica de la empresa superaba en más del 20% a la fijada como techo por el ayuntamiento. La Sindicatura de Cuentas ya había alertado en 2006 sobre la irregularidad de los contratos, según ha publicado El País. El trabajo de la comisión podría revelar nuevas irregularidades, indican algunos de sus miembros.

Serhs, que ejecutó una ampliación de capital a finales del año pasado, tuvo una facturación de 473 millones de euros y un beneficio neto de más de 5 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad