Societat Civil Catalana defiende el Estado de derecho en Bruselas

stop

DISTINCIÓN COMUNITARIA

José Rosiñol y Josep Ramón Bosch recogen la medalla de Ciudadano Europeo 2014

en Bruselas, 25 de febrero de 2015 (21:14 CET)

El presidente de Societat Civil Catalana (SCC) recibió este miércoles en Bruselas el Premio Ciudadano 2014, que otorga el Parlamento europeo. La entidad ha organizado una delegación propia en Bruselas con el objeto de presentar "otra Cataluña", según el coordinador en Europa, Rodolfo Pérez Saracíbar. El hecho es que ha coincidido en el tiempo una doble circunstancia: el proceso soberanista vive sus horas más bajas, y delante ahora empieza a tener entidades de la sociedad civil que han comenzado a exhibir músculo.

Tras recibir el premio en el Parlamento europeo, SCC ha organizado un acto en Bruselas destinado a los miembros del Parlamento Europeo y de la Comisión Europea para que conozcan y difundan otra realidad. "En mi entorno en Madrid llega un único mensaje, que es el que difunde el independentismo, y he comprobado que existe otra realidad, y que Societat Civil Catalana busca reflejar la pluralidad catalana", aseguraba una funcionaria española, presente en el acto.

Josep Ramon Bosh ha protagonizado ese encuentro, junto con el propio Pérez Saracíbar, Susana Beltrán, vicepresidenta tercera de la entidad, y la profesora de Derecho Constitucional de la UAB, Teresa Freixes. Precisamente, Freixes, ha defendido "el Estado de derecho", como "pieza fundamental y necesaria para un estado democrático".

La democracia y los derechos del hombre

Para Freixes, el movimiento independentista ha contrapuesto los derechos colectivos, "que nos dejaron una mala experiencia en Europa", con los derechos de los ciudadanos. Y ha reiterado que "el Estado de derecho, la democracia y los derechos del hombre están en el corazón del sistema democrático europeo".

Pérez Saracíbar ha asegurado que la delegación de Societat Civil Catalana en Bruselas, aunque si sede, y formada por funcionarios españoles, en su mayoría, pretende "ofrecer que es posible una identidad compartida, española y catalana, y conectada con Europa".

En el acto, estaba el diputado del PP, Enric Millo, y el eurodiputado de Ciudadanos, Javier Nart.

Trabajo a medio y largo plazo

Tras unos meses con ciertas dudas, Societat Civil Catalana ha ido consolidando su estructura, con el objetivo de trabajar "a medio y largo plazo". Al margen de lo que ocurra en las elecciones del 27 de septiembre en Cataluña, la entidad entiende que para ofrecer un proyecto alternativo al independentismo necesitará tiempo. Y que, aunque CiU y ERC no obtuvieran la mayoría absoluta, o aunque el soberanismo en su conjunto haya mostrado alguna fatiga ahora, el empuje a favor de la independencia se mantendrá.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad