Susana Díaz acerca posiciones con Ciudadanos para presidir Andalucía

stop

ACUERDO DE INVESTIDURA

La líder de los socialistas andaluces, Susana Díaz, votando en su colegio electoral

Barcelona, 09 de junio de 2015 (14:29 CET)

En los próximos días. Nueva oportunidad. "Existe la posibilidad real". Esa es la frase de Juan Marín, el hombre fuerte de Ciudadanos en Andalucía, que se ha mostrado favorable a la investidura de la socialista Susana Díaz como presidenta de la Junta de Andalucía.

El escollo se podría haber superado, y es que Díaz ha dejado claro que "si alguna persona que, en estos momentos, forme parte del Senado o del Congreso continúa en la fase de imputación, va a tener que dejar su escaño". Eso podría ser ya determinante para el partido de Albert Rivera.

Susana Díaz, por tanto, podría ser investida esta misma semana, con el apoyo favorable de Ciudadanos, que sería suficiente, aunque la candidata del PSOE quiere lograr también la abstención de Podemos y de Izquierda Unida.

Exigencias de Ciudadanos

El partido que lidera Albert Rivera ha sido exigente, y ha reclamado en las últimas semanas que se firmara un acuerdo de regeneración política, con compromisos claros, como el abandono de los escaños, por parte de los dos ex presidentes autonómicos, Manuel Chaves, y José Antonio Griñán. Y ese acuerdo se podría cerrar esta tarde, lo que daría luz verde a la investidura de Díaz, después de más de dos meses desde las elecciones andaluzas.

El PP ha querido desmarcarse de cualquier operación que pudiera suponer un apoyo a Díaz. Pese a las presiones iniciales de los barones del PP, para que se facilitara la investidura con una abstención, la posición se ha ido endureciendo, y Juan Manuel Moreno, el líder del PP en Andalucía, se ha cerrado en banda.

Cautela con Podemos

Para Díaz el apoyo de Ciudadanos constituye una salida personal y política importante, porque en los últimos días ha advertido a la dirección del PSOE, que encabeza Pedro Sánchez, que sea cauto con los pactos con Podemos en las distintas comunidades autónomas y en los ayuntamientos.

Con Podemos, la candidata del PSOE no ha llegado a acuerdos en Andalucía, con la idea de que los socialistas no pueden mirar únicamente a su izquierda, y deben mantener una posición centrista, que conecte también con las amplias clases medias de la sociedad española.

Rivera, pactos a dos bandas

Ello explica la tensa reunión de Díaz con la líder de Podemos, Teresa Rodríguez, que ha admitido que no había sido cordial. Para Ciudadanos, el apoyo al PSOE en Andalucía, a pesar del caso de los ERE, le otorga también una posición más cómoda para afrontar ahora los pactos con el PP en diversas comunidades autónomas, con la idea de romper la imagen de que sólo es un partido que puede complementar las mayorías que necesiten los populares.

El acuerdo entre Susana Díaz y Ciudadanos, por tanto, está ahora muy cerca.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad