Susana Díaz usa a Núria Parlon para asegurar el control del PSOE

stop

Los partidarios de la alcaldesa socialista, en su enfrentamiento con Miquel Iceta en las elecciones primarias del PSC, no votaron a favor de Pedro Sánchez en el comité federal

Susana Díaz, 'lideresa' socialista / EFE

Barcelona, 04 de octubre de 2016 (01:00 CET)

El futuro del PSOE se juega en una primera y crucial partida en Cataluña. Susana Díaz lo tiene claro, y por ello usa a Núria Parlon, la alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet, como ariete para ganar a Miquel Iceta, el primer secretario del partido.

Susana Díaz sabe que Iceta ha defendido hasta el final a Pedro Sánchez, tanto, que el dirigente socialista catalán ha querido sobreactuar para dejar clara esa circunstancia –como se evidenció en la fiesta de la rosa del PSC-- y, al mismo tiempo, mostrar la tibieza de Parlon. 

Sobre el papel, también Parlon ha defendido a Sánchez con contudencia, y habla de romper la disciplina de voto en el grupo del PSOE si la gestora decide abstenese ante Rajoy, pero sus partidarios, los que le dan apoyo en el territorio para ganar a Iceta en las elecciones primarias, se han mostrado muy fríos con Sánchez. Es decir, están jugando la carta de Susana Díaz, con mayor o menor convicción por parte de Parlon, que se deja llevar.


Chacón y el Baix Llobregat

Prueba de ello fue que en el comité federal del PSOE, la delegación catalana no votó igual cuando se sometió a votación la propuesta del todavía, en aquel momento, secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. La puerta la había abierto Carme Chacón, integrante en la ejecutiva de Sánchez, que había dimitido dos días antes. Chacón, perteneciente a la agrupación del Baix Llobregat, --la más importante del partido-- era miembro del comité federal por su condición de miembro de la ejecutiva. Por tanto, no asistió al cónclave del pasado sábado.

Su posición causó un enorme malestar en el partido, porque representaba al PSC en esa ejecutiva de Sánchez, y no consultó a nadie antes de dimitir.

La federación del Baix Llobregat apoya a Núria Parlon, aunque no de una forma mayoritaria, frente a Miquel Iceta. El hecho es que tampoco asisitó al comité federal Antonio Balmón, alcalde de Cornellà, y que, aunque se muestra neutro en las primarias, no quería apoyar a Sánchez. Tampoco asistió la alcaldesa de Sant Boi de Llobregat, Lluïsa Moret, cuya agrupación ha ofrecido su apoyo a Parlon.


Susana Díaz y el congreso del PSOE

La delegación catalana, a través de varias charlas informales durante el cónclave, había decidido votar a favor de la propuesta de Sánchez, que pasaba por convocar primarias y un congreso exprés. Pero algunos miembros prefirieron ausentarse en el momento de la votación. Es el caso de José Zaragoza, ex secretario de organización, y hombre fuerte y respetado, todavía, en el Baix Llobregat. Junto a él se ausentaron Javi López, eurodiputado, y Esperança Esteve, miembro de la agrupación del Barcelonés Nord, que también apoya a Núria Parlon frente a Miquel Iceta.

Algunos argumentaron que perdían los billetes del AVE de regreso, pero para otros dirigentes se trató de una excusa para no votar a Sánchez.

La cuestión que se dirime en Cataluña ahora es que a Susana Díaz le iría bien que Núria Parlon ganara esas primarias, y dejando a Miquel Iceta en la estacada. Sería la muerte política, ya definitiva, de Sánchez, si está dispuesto, --y se convocan-- unas elecciones primarias. Es la idea de Susana Díaz, aunque sigue sin definir claramente su posición respecto a la investidura de Rajoy.

Pero, al mismo tiempo, podría ser una victoria para Díaz, de cara a un congreso. Y es que Cataluña es la tercera federación del PSOE en número de delegados, sólo por detrás de Andalucía y la Comunitat Valenciana.


La prioridad, que no gane Iceta

¿Es consciente Núria Parlon de esa utilización? En gran parte sí, según fuentes del partido. Susana Díaz tiene un contacto directo con dirigentes del entorno de Parlon. La paradoja es que Parlon defiende tesis que no agradan al socialismo andaluz, y la última es una apuesta para que el PSC aproveche la situación y recupere el grupo propio en el Congreso que tuvo en la transición. Tampoco sus devaneos sobre la posibilidad de un referéndum a la canadiense gustan nada en el PSOE andaluz, pero ahora la prioridad "es que no gane Iceta". Es la obsesión de Díaz.

La batalla en esas primarias es, por tanto, una batalla sobre el modelo que querrá tener el PSOE, y sobre el papel del PSC, que se siente emparedado entre el soberanismo y el socialismo centralista del PSOE andaluz y de otros dirigentes territoriales. "Ya nadie quiere saber nada de la declaración de Granada", mantienen las mismas fuentes del partido, sobre el documento que pretendía actualizar el federalismo para España, que acordaron en su momento Alfredo Pérez Rubalcaba y Pere Navarro, junto al resto de dirigentes territoriales.


El acto 'clandestino'

Susana Díaz lo tiene claro. Intentó ya una desestabilización del PSC con la organización de un acto 'clandestino' en L'Hospitalet. Fue el pasado 22 de julio, casi un mes después de las elecciones generales. Lo organizaron algunos dirigentes del Baix Llobregat, e invitaron a Núria Parlon. Con Susana Díaz y Parlón también estuvo Ximo Puig, contrario a Sánchez. De maestra de ceremonias actuó Núria Marín, como alcaldesa de la ciudad y anfitriona. ¿Y a quién se habían olvidado? A Miquel Iceta, aunque justo antes de la celebración del acto se corrigió el programa y se dio la bienvenida al primer secretario.

Comienza, por tanto, una dura batalla. La primera partida la ha ganado Miquel Iceta, al conseguir 212 avales de consejeros nacionales, por 41 de Parlon, y los mismos avales de militantes que la alcaldesa de Santa Coloma, 3.717.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad