Terrassa se convierte en el centro de un 'apocalipsis zombi'

stop

Más de 3.500 personas participan en un juego donde deben evitar ser infectados por otros zombies. El pasatiempo, similar a un juego de rol, finalizó en el Hospital del Tórax, al norte de la ciudad catalana

Participantes del juego Survival Zombie.

Barcelona, 13 de marzo de 2016 (18:31 CET)

A tono con las escenas de persecución y ansias de sobrevivir que caracterizan a The Walking Dead, los zombies han invadido este fin de semana las calles de Terrassa. Por suerte no es más que un juego de realidad, donde unos 3.500 participantes tienen que escapar de unos 300 zombies que intentan capturarlos y contagiarlos. Y claro, tras la infección, se trata de cambiar de rol (previa sesión de maquillaje) y perseguir a otros jugadores sanos.

El evento, llamado Vodafone yu Survival Zombie, fue organizado por la empresa World Real Games, que ofrece una especie de gincana con dramatizaciones. En la noche del sábado y madrugada del domingo, un equipo de 200 personas entre coordinadores, actores, guionistas y técnicos audiovisuales ayudaron a montar un escenario en el que los participantes, agrupados en equipos, tenían que resolver diversas pruebas a la vez que intentaban escapar de los zombies. Al final, unos 1.900 jugadores tuvieron que asumir su nuevo rol de muerto viviente y buscar nuevas víctimas.

En búsqueda del realismo

Un trabajo especial ha tenido el equipo de 25 maquilladores, que dieron más realismo a víctimas y perseguidores gracias al uso de 200 prótesis, 12 litros de 'sangre', cien pares de lentillas y diez litros de látex, entre otros accesorios.

El punto final era el Hospital del Tórax, un complejo sanitario abandonado que, antes de ser reconvertido en un centro de producción audiovisual, se utilizó como plató de filmaciones de terror y de cine de clase B. Por supuesto, muchas de ellas de películas de zombies de bajo presupuesto. Allí, el guión pautaba que los sobrevivientes tendrían una recompensa por haber sobrevivido a las ocho horas de huidas, persecuciones y resolución de enigmas.

Pero si hay que buscar una capital zombie en Cataluña, esta es Sitges, que a mediados de octubre realiza su Zombie Walk, en coincidencia con el Festival de Cine Fantástico. Alrededor de 350 personas se someten a una sesión de maquillaje y desfilan por las calles de la ciudad del Garraf, con sus ropas rotas y sus pasos lentos. Para finalizar, tras una maratón de películas del género, se asiste a conciertos temáticos, como el que ofreció los Motorzombies en esta última edición.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad