Quim Torra y Roger Torrent, en el Parlament. EFE

Torra: "Ni el acercamiento es un gesto ni forma parte de una negociación"

stop

El presidente de la Generalitat niega haber negociado el traslado y advierte que su objetivo es la liberación y exoneración de los procesados por Llarena

Barcelona, 04 de julio de 2018 (14:17 CET)

"Este traslado no es ningún gesto político, y en ningún caso forma parte de una negociación". Son palabras del presidente de la Generalitat, Quim Torra, que ha comparecido este miércoles para valorar el acercamiento de los presos independentistas a centros penitenciaros catalanes, arropado por el presidente del Parlament, Roger Torrent, y numerosos diputados independentistas y también de Catalunya En Comú Podem.

Torra, como antes que él ha hecho el presidente del Parlament, ha insistido en la línea argumental que lleva manteniendo el independentismo desde hace semanas: la de que el acercamiento es "una obligación legal" en aplicación de la normativa penitenciaria, que solo pone fin a un "agravio intolerable", un "castigo adicional" y un "motivo de vergüenza para todos los demócratas españoles y europeos".

El president ha insistido en que no puede verse el traslado como una "concesión política", y en que no cejará en su "compromiso vital" de conseguir su liberación y el archivo de la causa penal instruida contra el procés por el magistrado del Tribunal Supremo, Pablo Llarena.

La portavoz del Govern, Elsa Artadi, admitió el martes en rueda de prensa que la Generalitat sí habló con el Gobierno de Pedro Sánchez del traslado, aunque también negó que el asunto forme parte de ninguna negociación. Sánchez y Torra tienen previsto reunirse por primera vez en La Moncloa el próximo lunes 9 de julio.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad