vista del castillo de Tossa de Mar desde la playa. El Ayuntamiento de esta localidad de la Costa Brava controlará el aforo de los puntos más visitados de su localidad. /TOSSADEMAR.CAT

Tossa de Mar será la primera localidad turística que controle su aforo

stop

Una localidad de la Costa Brava tomará la temperatura a los visitantes y controlará los aforos mediante una aplicación de telefonía

Josep Maria Casas

Economía Digital

vista del castillo de Tossa de Mar desde la playa. El Ayuntamiento de esta localidad de la Costa Brava controlará el aforo de los puntos más visitados de su localidad. /TOSSADEMAR.CAT

Barcelona, 20 de mayo de 2020 (16:10 CET)

El Ayuntamiento de Tossa de Mar (Girona), en la Costa Brava, ha anunciado que este verano instalará controles de aforo para acceder a su casco antiguo, que es su gran reclamo turístico. Para ello, se comprobará la temperatura a los visitantes y se regulará la afluencia como medidas de prevención contra la pandemia de coronavirus.

Además, preparan una aplicación telefónica que permitirá a las autoridades locales y a los visitantes saber la ocupación que se registran las instalaciones turísticas o de ocio en aquel preciso momento.

Fuentes municipales recalcan que es la primera vez que se controlará de forma coordinada el aforo de los puntos más visitados de una ciudad. Utilizarán sistemas físicos y soluciones tecnológicas. Los vecinos que residen en el casco antiguo estarán exentos de los controles.

La medida pretende evitar las habituales aglomeraciones de turistas que se registraban en el casco histórico, especialmente en puntos como el faro y el monumento a Ava Gardner, la estrella de Hollywood que en 1950 filmó en esta localidad Pándora y el hoandés errante.

“Tranquilidad y seguridad”

Antes de desplazarse a una calle o a un punto concreto, los visitantes sabrán mediante la aplicación telefónica si supera el aforo permitido en aquel preciso momento.

Al casco antiguo de Tossa de Mar tan solo se puede acceder por dos vías. El Ayuntamiento reconoce que eso facilita la efectividad de los controles. En los accesos y en los aparcamientos se instalarán puntos de control termométrico. También se facilitará información turística y sobre la manera de conectarse a la App.

La alcaldesa, Imma Colom, subrayó la importancia de dar “tranquilidad y seguridad” a los residentes, visitantes y propietarios de segundas residencias. “No debemos dar la sensación de excesivo control, pero si ofrecer facilidades y marcar unas pautas para mantener el municipio libre de contagios".

Hasta la fecha, Tossa de Mar solo ha registrado una veintena de contagios por covid-19, una incidencia baja por tratarse de una localidad con cerca de 6.000 habitantes.

Los controles que se aplicarán este verano cuentan con el visto bueno de los empresarios del sector turístico. Consideran que ofrecer seguridad sanitaria a los visitantes es un buen reclamo.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad