Trias utiliza al Mobile World Congress para su campaña electoral

stop

VOTACIÓN SORPRESA EN EL PATRONATO DE LA MWCB

Cristina Farrés

El alcalde de Barcelona, Xavier Trias (izquierda), y el director ejecutivo de GSMA, John Hoffman, en una imagen de archivo
El alcalde de Barcelona, Xavier Trias (izquierda), y el director ejecutivo de GSMA, John Hoffman, en una imagen de archivo

en Barcelona, 08 de abril de 2015 (21:15 CET)

Update sorpresa de GSMA este miércoles. La organización que aúna los intereses del poderoso sector de la tecnología móvil ha anunciado desde Londres que Barcelona le había remitido una oferta para quedarse con la organización del Mobile World Congress (un evento que riega a la ciudad organizadora con 436 millones) y la Mobile World Capital (MWCB) de 2019 a 2023.

¿Con qué contrincantes se deberá enfrentar la capital catalana? Por el momento, no hay otros rivales en el horizonte. ¿Barcelona tiene el camino allanado? No, aseguran fuentes de GSMA.

La organización sectorial indica en un comunicado que "evaluará la oferta" y hará una "recomendación" al equipo directivo en los "próximos meses", en palabras del director ejecutivo, John Hoffman. La decisión se tomará más adelante. Hay tiempo.

Barcelona aún mantendrá ambos eventos hasta 2018. Las prisas en la presentación de la oferta tiene otro origen: el disparo de salida de la campaña electoral. ¿Qué necesidad tiene la ciudad de presentar su candidatura a tres años de distancia y en los estertores de la legislatura municipal?

Trias arrastra a la fundación de la capital del móvil

Xavier Trias quiere volver a ser alcalde de Barcelona, las elecciones están a la vuelta de la esquina (24 de mayo) y las encuestas no le aseguran, ni de lejos, este objetivo.

El congreso del móvil ya ha sido usado como caballo de batalla por su principal rival en las urnas --la ex activista Ada Colau, se ha opuesto a su celebración-- por lo que él no abre la veda al situar el congreso del móvil como elemento de debate. Pero su movimiento ha propiciado un reguero de críticas, ya que ha arrastrado a la fundación que gestiona la MWCB.

Los patronos de la fundación desconocen los detalles

El alcalde de Barcelona presionó al vicepresidente de la organización, Agustín Cordón, para que la oferta se votara en la última reunión del patronato, que tuvo lugar el pasado 26 de marzo. La iniciativa entró en el orden del día en el último momento y salió adelante por unanimidad pero con recelos, indican fuentes cercanas a Trias.

Los patronos no conocían los detalles. Y a día de hoy siguen sin conocerlos, indican los mismos interlocutores.

GSMA, una organización poco dada al 'politiqueo'

A la rapidez y sigilo con que se ha gestado la operación coincide con la obsesión de Cordón porque se filtren los detalles del documento. El vicepresidente de la MWCB y director general de Fira Barcelona ha cumplido con el mandato de Trias, presidente de la fundación y del consejo general de la feria. Ahora, le toca defender la iniciativa ante la GSMA.

La organización es poco dada al politiqueo. De hecho, en su comunicado pone el acento en que la oferta ha sido impulsada por "los socios de la ciudad de Barcelona": las administraciones (el Estado, la Generalitat y el ayuntamiento), Turismo de Barcelona, Fira Barcelona y la propia fundación, de la que Hoffman también es vicepresidente.

El movimiento electoralista de Trias, ¿perjudica o favorece?

La imagen de unidad también es la que se vende oficialmente desde el resto de instituciones, a pesar de que incluso sus portavoces reconocen con la boca pequeña que ha habido protagonismos a la hora de diseñar la letra pequeña.

El principal congreso de Cataluña y la Mobile World Capital que lleva parejo están en juego. GSMA no tomará ninguna decisión en breve, pero existe el temor de que las prisas electorales de Trias perjudiquen más que otra cosa cuando la institución tome una decisión. Algunos sectores critican que no se haya trabajado suficiente en la iniciativa, que no se haya contrastado y lamentan que eso pueda tener impacto en la decisión final.

Sea cual sea, las principales consecuencias ni siquiera se gestionarán desde el Ejecutivo local que salga de las urnas del próximo 24 de mayo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad