Devaluación de la lira turca una señal de la crisis turca

Turquía inyecta 6.000 millones de dólares a los bancos para evitar el caos

stop

El Banco Central de Turquía decide una inyección récord para frenar la caída de la lira. El gobierno culpa a Trump de la devaluación

Madrid, 13 de agosto de 2018 (10:45 CET)

El gobierno turco decidió una inyección récord para evitar el caos en los bancos del país tras la caída sostenida de la lira turca. La crisis pone en riesgo 70.000 millones en inversiones españolas

El Banco Central de Turquía (TCMB) anunció este lunes la inyección de 6.000 millones de dólares en el sistema financiero del país para garantizar la liquidez de los bancos y detener el desplome de la moneda local.

El banco central turco indicó que reduce los límites de reservas de divisas permitidas a los bancos para, de esta forma, retirar liras del mercado, dar liquidez al sistema y estabilizar el valor de la moneda turca.

"Se inyectarán al sistema financiero aproximadamente 10.000 millones de liras (6.000 millones de dólares) y 3.000 millones de dólares estadounidenses en liquidez equivalente al oro", publicó la entidad.

El Banco Central espera que la liquidez de los bancos aumente en 3.800 millones de liras turcas (564 millones de dólares), al brindar más flexibilidad en la gestión de garantías bancarias en transacciones con la divisa turca.

Turquía culpa a Trump del deplome

La Agencia de Regulación y Supervisión bancaria de Turquía (BDDK) anunció que limitará las transacciones de los bancos locales con inversores extranjeros al 50% del capital, e informó que la tasa se calculará de forma diaria.

El ministro de finanzas, Berat Albayrak, ha adelantado que el Gobierno anunciará este lunes un plan de acción para frenar la caída de la moneda turca.

"Nuestras instituciones tomarán las medidas necesarias y compartirán las novedades con los mercados", dijo Albayrak en una entrevista al rotativo Hürriyet.

El ministro negó la intención de convertir a liras los depósitos en moneda extranjera y volvió a describir la fuerte caída de la moneda como un "ataque" desde el extranjero.

El acelerado desplome de la lira, que ha perdido un 25% desde inicios del mes (y cerca del 40% en lo que va del año), se produce tras las fuertes tensiones diplomáticas con los Estados Unidos.

Washington exige a Ankara la liberación del clérigo protestante Andrew Brunson, detenido en Turquía desde hace dos años bajo acusaciones de terrorismo.

El pasado viernes, el Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, anunció una duplicación de los aranceles al acero y aluminio de Turquía, hasta el 50% y 20%, respectivamente.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, achacó la crisis de la lira a una "guerra económica" desatada por “factores externos” y advirtió a Washington de que no dudará en responder si Estados Unidos continúa con su actitud hostil.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad