Un cordobés y una actriz que desprecia a los inmigrantes conviven en la lista de Mas

stop

La carrera hacia el 27S

La actriz Monserrat Carulla y el cordobés Eduardo Reyes.

en Barcelona, 21 de agosto de 2015 (17:27 CET)

La heterogénea lista de Artur Mas hace extraños compañeros de viaje. En la misma candidatura conviven un cordobés convertido en el adalid  de los charnegos independentistas y una actriz que desprecia a los inmigrantes del resto de España.

Eduardo Reyes es un cordobés que lleva media vida viviendo en Cervelló, pero que no habla ni palabra de catalán. Se hizo cabecilla de Súmate, una entidad que trata de atraer a personas de origen andaluz, extremeño, castellano o gallego hacia los postulados del secesionismo.

Cuatro apellidos catalanes

Su acción ha tenido recompensa, porque, aunque Mas no quiso recibirlo en la reunión donde se gestó la famosa lista única, sí le ha dado a Reyes el puesto número seis de esa candidatura. Es una plaza más que destacada, pues el cordobés sólo tiene por delante a unos cuatro apellidos catalanes: Raül Romeva,  Carme Forcadell, Muriel Casals, el propio Mas y el líder de ERC, Oriol Junqueras.

Reyes representa todo lo que una de sus compañeras de filas en esa lista, Montserrat Carulla, detesta. Carulla es una actriz de reconocido prestigio. Sobre las tablas es de las mejores. Cuando se mete en política es, como mínimo polémica.

"Franco envío trenes llenos de gente"

Durante la entrega de un premio, Carulla aseguró que "Franco nos envió trenes llenos de gente a Cataluña para diluir a los catalanes", en referencia a los inmigrantes que se instalaron en Cataluña durante los años 60 y 70.      

Estas declaraciones han molestado al candidato del PP, Xavier García Albiol, quien considera que Carulla "trata a las personas como si fueran ganado y pone en evidencia la esencia discriminatoria de los separatistas que hacen diferencias entre los catalanes según su origen".

Diferencias genéticas

De hecho, otro de los candidatos  de la lista, Oriol Junqueras, ya expresó una idea parecida al apuntar que españoles y catalanes son distintos genéticamente y especificar que los españoles se parecen a los portugueses y los catalanes, a los franceses e, incluso, a los suizos, según desveló Economía Digital.   

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad