El presidente del PP, Pablo Casado, y la portavoz del partido en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo. Foto: EFE/RJ

Un sector del PP tilda de electoralista la oferta de Rivera

stop

El comité de dirección del PP teoriza con escepticismo sobre las razones detrás de la oferta de Albert Rivera a Pablo Casado y Pedro Sánchez

Economía Digital

El presidente del PP, Pablo Casado, y la portavoz del partido en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo. Foto: EFE/RJ

Barcelona, 16 de septiembre de 2019 (20:25 CET)

Después de que Albert Rivera lanzara una oferta de última hora para desbloquear la investidura de Pedro Sánchez, varios dirigentes del entorno de Podemos le han acusado de estar "desesperado" por la caída de Ciudadanos en las encuestas. Un sector del Partido Popular se ha sumado a esta hipótesis, rebajando a electoralista la propuesta de que los populares y Ciudadanos se abstengan en la investidura del líder socialista.

Rivera y el presidente del PP, Pablo Casado, se han reunido esta tarde para estudiar la oferta, incluso después de que Sánchez la desestimó con cerelidad. A su vez, diferentes cargos y parlamentarios del PP han calificado de "intento a la desesperada" el anuncio del líder de Cs, afirmando que solo buscar recuperar protagonismo y frenar la caída de votos que recogen las encuestas. Hablan de "paripé" y "tacticismo", según recoge Europa Press.

Este "golpe de efecto" de Rivera responde a que se había "quedado fuera de juego" y se sitúa "a la baja en todas las encuestas", han afirmado fuentes populares. Cunde "un pesimismo absoluto" dentro de Cs, han añadido, previendo que un batacazo electoral puede hacerles retroceder de sus 57 escaños actuales a la treintena de la pasada legislatura. También dicen que Rivera quiere evitar más fugas de las que ya ha tenido estos meses.

Además de acusarle de buscar "entrar en liza" y "meterse de nuevo en la pelea", algunos cargos del PP creen que Rivera también está preparando el terreno de cara al adelanto electoral, en caso de que Sánchez de nuevo gane las elecciones y Cs tenga que optar por la "abstención patriótica" que esta última semana ha solicitado el PSOE. El comité de dirección del PP ha teorizado sobre las razones detrás de la oferta de Rivera, y ha sido escéptico.

Sin que acabe aún la reunión entre Casado y Rivera, fuentes del PP han avanzado que el presidente de la formación no ofrecerá declaraciones al respecto hasta el martes, después de reunirse con el rey Felipe VI.

Los críticos de Cs también reprochan la oferta de Rivera

La propuesta que ha trasladado este lunes Rivera a Casado y Sánchez por igual, de desbloquear la investidura mediante la abstención de los partidos de derecha a cambio de que el PSOE se comprometa a cumplir con tres condiciones, también ha sido puesta en cuestión por parte del sector crítico de Ciudadanos, que por un lado aplaude la iniciativa pero por otro lamenta que "llega tarde".

El exportavoz económico de Cs, Toni Roldán, ha visto "muy positivo que Rivera rectifique" tras el "veto" a la investidura de Sánchez, pero le ha pedido que también exija al líder del PSOE que se comprometa con un pacto de Estado por la educación, las pensiones y el crecimiento económico. Roldán marchó de Cs precisamente por el "no" de Rivera a Sánchez y por los acercamientos de la formación morada con Vox en algunos ayuntamientos.

El concejal del Ayuntamiento de Barcelona, Manuel Valls, con quien Cs rompió por apoyar a la alcaldesa Ada Colau frente a la candidatura independentista, cree que la propuesta de Rivera está bien "pero llega tarde", señalando también cierto tacticismo electoral: "No debe ser nunca un movimiento electoral", dijo. Y añadió que la respuesta del constitucionalismo a la sentencia del 1-O "ha de ser de unidad y cohesión, y de respeto a la Justicia".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad