La deuda pública marca un nuevo récord con 1,21 millones de euros hasta junio.  Foto: EFE

Sánchez ve la propuesta de Rivera como un farol

stop

El Gobierno de Pedro Sánchez despacha con celeridad la oferta de Albert Rivera de proponer al PP una abstención para facilitar la investidura

Barcelona, 16 de septiembre de 2019 (14:24 CET)

Pedro Sánchez repite con Ciudadanos la misma estrategia que ha utilizado para desgastar a Unidas Podemos en los últimos meses. Investidura gratis, cero concesiones a sus posibles socios y una apuesta desmedida por la retórica: esa es la receta del PSOE para encarar una investidura para la que no tiene suficientes apoyos y que, de fracasar, enviaría a los españoles a las urnas en menos de dos meses.

Después de que Albert Rivera se ofreciera este lunes a abordar con el Partido Popular la posibilidad de una abstención para desbloquear la investidura, el Ejecutivo de Sánchez ha acusado recibo de la misma pero también la ha despachado con celeridad, apuntando a que no debe comprometerse a ninguna de las condiciones que ha puesto el líder de Cs porque, a su parecer, ya cumple con todas.

Fuentes de la Moncloa han recordado que Sánchez siempre ha pedido la "abstención técnica" del PP y Cs y ha tildado de falsas las tres razones que argumenta Rivera para no abstenerse. "Les volvemos a invitar por tanto a que desbloqueen la formación de Gobierno", han dicho, a la vez que desestimaban como escenario posible que el presidente del Gobierno en funciones se suscriba a las condiciones.

El PSOE asegura que se aplicará el 155 si la situación lo amerita

Este lunes, Rivera se ha mostrado dispuesto a conversar con Pablo Casado para pactar una "solución de Estado" que evite la repetición electoral en noviembre, y ha solicitado a Sánchez que se comprometa a romper con Bildu en Navarra, a formar una mesa del 155 si no se acata la sentencia del 1-O, y a no subir impuestos a las familias y los trabajadores autónomos.

La respuesta de Moncloa fue que ya se cumplen las tres condiciones reclamadas por Cs: según el PSOE, en Navarra ya hay un Gobierno que defiende la Constitución en el que no está Bildu (que, sin embargo, apoyó la investidura), el 155 saldrá adelante si la situación constitucional lo requiere, y no se subirá la presión fiscal sobre las clases medias y trabajadoras.

"Les volvemos a invitar por tanto a que desbloqueen la formación de Gobierno", añadieron las fuentes. Sobre la aplicación del 155 si el independentismo reacciona con desobediencia a la sentencia del 1-O, los socialistas remarcaron que este instrumento constitucional será aplicado si la situación lo amerita, "como ya se hizo".

Casado también ha respondido a la propuesta de Rivera, asegurando que está "dispuesto" a reunirse con el líder de Cs para analizar la oferta, aunque ha destacado que quien debe dar respuesta es Sánchez. El PP recordó que Casado ya planteó una serie de acuerdos similares a Sánchez y que el presidente del Gobierno en funciones dio "un portazo".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad