Una facción del PSC quiere unirse a CiU a favor de la consulta

stop

DERECHO A DECIDIR

09 de julio de 2013 (21:47 CET)

Recuperar el espíritu del PSC, el de sus orígenes, el más catalanista, el más comprometido con la defensa de los intereses de Catalunya. Ese es el motivo que ha llevado a un grupo de dirigentes del PSC, en activo, y otros ex consellers, más en segundo plano, a proponer una nueva plataforma: Agrupament Socialista, con el objetivo de “ensanchar” el socialismo catalán.

Pero una de las grandes reivindicaciones que formulan dirigentes como Ángel Ros, alcalde de Lleida y diputado, o Marina Geli, diputada y ex consellera de Salut, o la también diputada Núria Ventura, es que el PSC no debe quedar al margen de la consulta soberanista, y que debe trabajar codo con codo con CiU o ERC para poder convocarla.

Oficialmente, no hay muchas diferencias con la dirección del PSC, que defiende el derecho a decidir, pero, en la práctica, el primer secretario, Pere Navarro, se ha ido distanciando, y también los principales dirigentes que mandan en la calle Nicaragua, la sede del PSC en Barcelona.

Los de Sarrià

Desde el portavoz parlamentario, Maurici Lucena, hasta el viceprimer secretario, Antoni Balmón, pasando también por el portavoz Jaume Collboni, aunque con matices, el actual PSC ha tomado un camino que no va, precisamente, en la línea que defiende Agrupament Socialista.

Esta nueva plataforma surge a partir de Fòrum Cívic, que impulsan los mismos dirigentes y cuadros del PSC y también ex consellers como Antoni Castells, que no quiere adoptar un papel protagonista. Pero el foro quiere agrupar a más ciudadanos, militantes del PSC o socialistas huérfanos de partido.

Y, para ello, presentaron este martes un manifiesto en Los Capuchinos de Sarrià (Barcelona), el mítico enclave de las luchas antifranquistas. La zona, además, enlaza con una parte del PSC, la más catalanista. Los socialistas catalanes siempre tuvieron dos grandes almas: los chicos de Sarrià, y los trabajadores del Baix Llobregat. Aunque fue un reduccionismo, esas diferencias se mantienen, y, lo que es más importante, se han plasmado a lo largo del tiempo en visiones muy distintas de lo que debería hacer el PSC.

Crítica a la reforma del PSOE

Ese manifiesto, contrario a las tesis que Pere Navarro ha acordado con el PSOE en un documento por la reforma de la Constitución –al entender que tiene muchas carencias y que no resuelve la posibilidad de organizar una consulta-- lo han firmado también otros responsables socialistas como el presidente del grupo socialista en el Ayuntamiento de Barcelona, Jordi Martí, o la ex consellera Montserrat Tura, o los ex diputados Laia Bonet y Toni Comín.

El acto, al que han asistido unas 200 personas, lo ha moderado Pía Bosch, la líder del PSC en la ciudad de Girona. También secunda el foro la eurodiputada Maria Badia.

Con todo ello, al primer secretario Pere Navarro le surge un problema. La actual dirección del PSC ha tomado un camino, que pasa por dejar de lado las tesis de CiU y de ERC. Y, aunque favorable al derecho a decidir, --figuraba en el programa electoral del 25N-- Navarro decidió no asistir al Pacte Nacional por el Derecho a Decidir hace dos semanas.

Pero los movimientos internos en el PSC no dejan de producirse, y la cúpula socialista admite que acabarán pasando algo. ¿Se irán los críticos del PSC, forzarán un cambio en la dirección, serán una plataforma ligada al PSC? Ese es el debate.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad