Unió Democràtica de Catalunya, en preconcurso de acreedores

stop

El partido se replantea, ante sus problemas económicos, el congreso del próximo 16 de abril

Economia Digital

Ramon Espadaler, el último líder de Unió, el histórico partido democristiano actualmente en proceso de liquidación.
Ramon Espadaler, el último líder de Unió, el histórico partido democristiano actualmente en proceso de liquidación.

Barcelona , 14 de marzo de 2016 (22:14 CET)

Malos tiempos para Unió Democràtica de Catalunya. Sus problemas económicos han llevado a la formación a solicitar preconcurso de acreedores.

Dada la situación, y según la agencia EFE, el partido podría replantearse el congreso previsto para el próximo 16 de abril. Y es que la abultada deuda no es el único problema de Unió. La formación ya no cuenta con representación ni en el Parlament de Catalunya ni en el Congreso de los Diputados.

Consecuencias del divorcio con CDC

Además, varios son los concejales y militantes que han huido tras el divorcio con CDC. Ahora, tras acogerse al preconcurso, el partido cuenta con un plazo de tres meses para negociar con los bancos y evitar así ir a concurso.

El comité de Unió se ha reunido este lunes en Barcelona y ha decidido convocar un consell nacional este sábado. En él, explicará cuál es la situación económica y la hoja de ruta a seguir durante las próximas semanas.

Dos congresos

Además, las mismas fuentes señalan que la formación estaría barajando la posibilidad de celebrar dos congresos en lugar de uno. En el primero, extraordinario, se plantearía el cambio de los estatutos, con el fin de reducir las estructuras, y dejar para más adelante el segundo, que sería ordinario y estaría dedicado a renovar la dirección y el rumbo ideológico.

Tras la salida de Josep Antoni Duran Lleida y bajo la batuta de Ramon Espadaler, Unió ha reducido personal y está negociando la venta de su sede central, situada en la calle Nàpols de Barcelona.

Pero el partido cuenta con una deuda de casi 16 millones de euros. Los acreedores son, principalmente, entidades bancarias. Si en tres meses Unió no consigue ningún acuerdo con los bancos para refinanciar la deuda, debaría solicitar el concurso ante el juez, lo que equivaldría a una suspensión o una quiebra.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad