Unió exige a CDC que rectifique y apoye a Duran

stop

DIVISIÓN EN CIU

Sánchez Llibre en el Congreso, junto a Durán Lleida, en una imagen de archivo / EFE

Barcelona, 12 de marzo de 2015 (19:29 CET)

Una vez más. ¿Hasta cuando? Visiblemente irritado, --y no es una de sus características-- el portavoz adjunto de CiU en el Congreso, y dirigente de Unió, Josep Sánchez Llibre, ha exigido a los responsables de Convergència una rectificación. Unió no quiere tolerar que algunos alcaldes, la de Figueres, Marta Felip, y el de Mataró, Joan Móra, afirmen abiertamente que el problema en la relación en CiU se llama Josep Antoni Duran Lleida.

Sánchez Llibre ha afirmado, en los pasillos del Congreso, que las manifestaciones de los dos alcaldes son "inadmisibles e impresentables", y que se debe clarificar todo cuanto antes.

Es una más de las broncas periódicas entre los dos socios. Hasta ahora el funcionamiento es como el de las mareas, flujo y reflujo. Bronca y sosiego. Pero está en juego algo más.


Acuerdo con ERC inminente

Las elecciones municipales se acercan. Los nervios arrecian en Convergència, y la dirección del partido busca un acuerdo con Esquerra Republicana sobre la hoja de la ruta soberanista, que podría llegar este mismos viernes, para que los republicanos no puedan arrogarse en las municipales del 24 de mayo que ellos son los únicos garantes del proceso.

Eso lo sabe Unió, que desea sosiego, como mínimo hasta las municipales, y que no quiere ningún acuerdo con ERC antes de hora. Por eso, no entiende por qué ahora los alcaldes de CDC arremeten contra Duran.

El problema de Unió no es entre Duran y el resto del partido, como insisten en afirmar los dirigentes democristianos. Existe una división interna que los propios militantes deberán resolver en una consulta el 14 de junio. Entonces se comprobará qué porcentaje de Unió apoya la vía independentista, y qué decisión tomará Duran en relación a ello.

"Qué se dediquen a trabajar y punto"

Sánchez Llibre ha sido contundente. "Esto tiene que acabarse ya. Exigimos una rectificación inmediata para que no vaya a más", ha remachado. Pero ha ido más allá. "Hay que decirle a estos señores que lo que es necesario en este momento es que se pongan a trabajar para ganar las elecciones y punto".

Unió sigue reivindicando su propio ideario y su ritmo para tomar decisiones. "Somos un partido soberano. Queremos tomar las decisiones por nosotros mismos y no queremos ser tutelados por determinadas personas como estas dos", ha sentenciado Sánchez Llibre, un político que ha sido y es la mano derecha de Duran Lleida. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad