Dolors Bassa, Carme Forcadell y Jordi Cuixart

Ver en directo: Junqueras se sienta en el banquillo

stop

Economía Digital emite en directo el juicio en el Tribunal Supremo a los dirigentes del 'procés'

Barcelona, 12 de febrero de 2019 (04:55 CET)

El Tribunal Supremo levanta este martes el telón del juicio más importante de las últimas décadas, el que dirimirá las responsabilidades penales de 12 líderes independentistas tras su intento de ruptura. Economía Digital emite en directo a partir de las 10.00 horas el juicio a un insólito desafío. 

Ahora, lo insólito es la magnitud de la causa y el peso de los acusados, entre los cuales hay nueve exintegrantes del gobierno catalán y una expresidenta del Parlament.

En ausencia del expresidente Carles Puigdemont, instalado en Bélgica, de todos los acusados, es el exvicepresidente Oriol Junqueras el que afronta las peticiones de penas más elevadas: 25 años de cárcel pide para él la fiscalía, mientras que la abogacía del estado se queda en 12. 

De ahí que ERC apueste por convertir el juicio en una gran campaña para que su líder recupere el protagonismo que no ha tenido todos estos meses en los que Puigdemont no ha dejado de marcar la agenda de la política catalana.

Pero, por más que Esquerra ponga el énfasis, es el conjunto del independentismo el que quiere usar el proceso como un altavoz para desacreditar a las instituciones del Estado. El que, al juicio dentro de la sala a sus líderes, responde con un juicio paralelo fuera de la misma al Gobierno y la judicatura. Uno en el que, además, la sentencia ya está dictada y es condenatoria. 

Doce acusados y un invitado de excepción

A Junqueras le acompañan en el banquillo otros ocho acusados que, como él, llevan más de un año en prisión preventiva: los exconsellers Joaquim Forn, Josep Rull, Jordi Turull, Dolors BassaRaül Romeva; la expresidenta del Parlament Carme Forcadell; el expresidente de la ANC y líder de Junts per Catalunya, Jordi Sànchez, y el presidente de Òmnium, Jordi Cuixart

La lista de procesados la completan aún otros tres exconsellers. Pero Santi Vila, Carles Mundó y Meritxell Borràs no afrontan acusaciones  de rebelión, sino solo de malversación (como el resto de sus excompañeros en el gobierno de Puigdemont) y de desobediencia.

La primera jornada, de todos modos, contará con una estrella invitada de excepción: el president Quim Torra será recibido por el presidente del Supremo, Carlos Lesmes, y ocupará una de las tres plazas reservadas en la sala en esta primera sesión para el gobierno catalán.

El momentum de Torra y el de Vox

Torra ya situó el juicio como uno de esos momentum de los que habló el año pasado, oportunidades para volver a intentar la culminación del proceso independentista; no deja de advertir que no aceptará -sin concretar qué significa eso- cualquier sentencia que no sea absolutaria, y ha dado órdenes de ralentizar (aún más) la actividad de su gobierno para supeditar su actividad al calendario de las vistas, que lo primero es lo primero.

El cortocircuito políticojucidial tiene derivadas incontables. De ese debate de totalidad de los presupuestos que también arranca hoy y en el que el independentismo piensa castigar a Pedro Sánchez, a la presencia, como acusación particular, de Vox, una fuerza residual cuando se personó en el juicio y hoy, aprovechando su particular momentum, un partido al alza que ya ha obtenido representación y capacidad de influencia en el parlamento andaluz y que las encuestas sitúan ya entrando el Congreso.

Así que pocas veces un tribunal ha estado sometido a una responsabilidad tan alta y a un escrutinio tan asfixiante como los siete jueces a los que, presididos por Manuel Marchena, les toca dirimir a partir de este martes un proceso que será omnipresente los próximos meses y cuyo desarrollo y resolución pueden tener consecuencias políticas por ahora incalculables.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad