Cacerolada convocada por los Comités de Defensa de la República (CDR) frente al Hotel Juan Carlos I para protestar por la visita del rey a Barcelona. EFE/Marta Pérez

Vía libre para la excarcelación de los CDR

stop

Solo quedan en prisión dos CDR que, según el nuevo criterio de la Fiscalía, quedarían en libertad pese a formar parte del “núcleo productor" de explosivos

Economía Digital

Cacerolada convocada por los Comités de Defensa de la República (CDR) frente al Hotel Juan Carlos I para protestar por la visita del rey a Barcelona. EFE/Marta Pérez

Barcelona, 28 de diciembre de 2019 (12:31 CET)

De los siete miembros de los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR) detenidos el 23 de septiembre en la Operación Judas ya solo quedan dos en prisión, Germinal Tomás y Jordi Ros, investigados e imputados por delitos de pertenencia a organización terrorista, tenencia de explosivos y conspiración para la comisión de estragos. La Audiencia Nacional dejó en libertad este viernes a dos CDR más tras saldar una fianza de 5.000 y 10.000 euros.

Ya son cinco los investigados por formar parte presuntamente del Equipo de Resistencia Táctica (ERT) que quedan en libertad después de que la Fiscalía haya cambiado el criterio que venia aplicando hasta ahora para dejar en libertad a los presos, en que solo se permitía salir de la cárcel a aquellos que no habían manejado sustancias explosivas. En el último caso de los presos liberados, Alexis Codina, es donde se aprecia este cambio, dado que sí que presuntamente habría manejado precursores de explosivos.

Es por eso que ahora, las defensas de los dos CDR que quedan en prisión esperan que se aplique el mismo criterio y puedan salir en libertad a pesar de haber manipulado, confeccionado y preparado sustancias con la finalidad de ser convertidas en compuestos incendiarios, deflagrantes y explosivos. 

El gran giro en la culpabilidad de los CDR

En una primera instancia se anunció por todos los medios que se había detenido y encarcelado sin fianza a siete miembros de una organización terrorista vinculada al independentismo en Catalunya.

Se les acusaba de esconder explosivos y planear acciones contundentes como respuesta a la sentencia del Tribunal Supremo. Y hasta hace unas semanas, el Ministerio Público iba a la par que el juez de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, así como de la Guardia Civil en relación a la gravedad de los sucesos.

Los investigadores aseguraron que guardaban un explosivo, la termita, que iba a ser utilizado en diversos ataques organizados. Pero todo esto ha quedado atrás después de un giro no previsto de parte de la Fiscalía. Semanas más tarde de que los miembros encarcelados aceptaran declarar ante la Guardia Civil y el juez instructor, tres de ellos ya estaban en libertad previo pago de una fianza de 9.000 euros. En concreto, Eduard Garzón, Xavier Buigas y Xavier Duch.

La decisión de la Fiscalía no fue bien recibida por García Castellón. Además, la Audiencia Nacional sospechó que aquel cambio de criterio del ministerio público había sido orden de la Fiscalía General del Estado para facilitar que ERC apoyara la investidura del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez. La Fiscalía, sin embargo, aseguró que se trataba de una decisión totalmente jurídica.

El argumento siempre fue que los puestos en libertad no habían estado en contacto con los explosivos y que, por lo tanto, en esos casos había menos riesgo y peligrosidad que en el resto.

La sorpresa se produjo cuando el Tribunal revisó esta semana el recurso contra la prisión de Alexis Codina, considerado por el juez del “núcleo productor” del grupo, y uno de los que manejaron los materiales explosivos. Ahora, si la línea que divide la prisión y la libertad en este asunto es la tenencia de explosivos, se puede entender que ninguno de ellos los tuvo.

Torra exige a Sánchez que le pida “perdón” por vincularle con los CDR liberados

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, reclama al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, que pida “perdón” por acusarle de amparar la violencia tras haberse determinado libertad provisional para la mayoría de los CDR.

Así lo indicaba en su cuenta de Twitter: “Difamación tras difamación, durante días y días fui/fuimos acusados de amparar la violencia . Celebro que los encarcelados del 23-S salgan de una prisión en la que nunca deberían haber entrado. Muchos deben pedir perdón. Y el primero que lo debe hacer debe ser el presidente Sánchez".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad