La Policía, en alerta por graves altercados tras la inhabilitación de Torra

Los CDR animan a salir a las calles tras la sentencia del Supremo y el nuevo grupo radical Blanc Bloc plantea pedir la independencia a la fuerza

La mala noticia es que hay quien ve en la previsible inhabilitación de Quim Torra una oportunidad de oro para resucitar el caos en las calles de Barcelona, así que agentes de los Mossos d’Esquadra ya están en alerta porque temen que los altercados y la violencia vuelvan al asfalto de la capital catalana. La buena noticia es que, si la reciente Diada del pasado 11 de septiembre fue un ensayo para esta misión, no pueden temerse disturbios semejantes a los ocurridos tras la sentencia del procés.

Ganas de salir a agitar las calles las hay. Ya los Comités de Defensa de la República (CDR) han convocado una manifestación en los Jardinets de Gràcia el día que el Tribunal Supremo anuncie su decisión, que, probablemente, confirmará la condena por desobediencia e inhabilitará durante año y medio al president de la Generalitat. La protesta ya está convocada, aunque la sentencia todavía está en el horno.

“CDR Barcelonés estará al lado [de Torra] para denunciar la persecución que padece el independentismo”, anunciaron los CDR unos días después de la Diada. Una Diada, por cierto, totalmente deslucida, no solo por los límites de aforo en el centenar de concentraciones de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) en toda la comunidad, sino también porque la protesta de los CDR en Barcelona apenas atrajo a unas decenas de afines.

“Habrá que bloquear unas cuantas carreteras”

Las consignas de los CDR de Barcelona tienen eco en las “delegaciones” del grupo radical independentista en otras partes de Cataluña. “La represión del Estado no se acaba. Nuestra voluntad de construir la república catalana, tampoco. Seguiremos luchando en las calles y estaremos preparados el día de la inhabilitación”, avisaron los CDR de Calella este miércoles, por poner un ejemplo.

“Se debería convocar un Urquinaona y bloquear unas cuantas carreteras”, dijo un usuario de Twitter que se identifica como miembro de los CDR el día que Torra asistió al Supremo para la vista de su caso. Urquinaona fue el escenario de tensos disturbios tras la sentencia del procés el año pasado, así como también los CDR y otra agrupación ahora desaparecida llamada Tsunami Democràtic se caracterizaron por bloquear carreteras en aquel entonces.

Pero Urquinaona amenaza con dejar de ser ese ícono de desobediencia que fue para los CDR en 2019. Fue precisamente allí donde esta Diada se trasladaron los separatistas radicales para quemar una fotografía del Rey y hacer una suerte de performance que pasó sin pena ni gloria y tras la cual los asistentes siguieron su vida con normalidad y no con enfrentamientos con los cuerpos y fuerzas de seguridad, como hace un año.

blanc bloc comunicat
Comunicado de Blanc Bloc tras la Diada de 2020 | Telegram

El enigmático nuevo socio de los CDR

Esta Diada también marcó el debut de un nuevo grupo independentista llamado Blanc Bloc e inspirado en el movimiento antiglobalización italiano Tute Bianche, activo entre finales de la década de 1990 y principios de los años 2000. Blanc Bloc aspiraba a radicalizar la fiesta catalana de este año, pero como el mismo grupo ha reconocido “prácticamente nadie” se sumó a sus esfuerzos el 11-S.

En un comunicado colgado en Telegram el día después de la Diada, Blanc Bloc admitió que en su primera manifestación no consiguió sus objetivos, que pasaban directamente por la declaración de independencia. “Desgraciadamente, tendremos que esperar a que los políticos den un paso adelante y, dejándose de negociaciones, declaren la independencia”, escribió un cabizbajo Blanc Bloc el 12 de septiembre.

Desde entonces, el grupo ha bajado a cero su actividad en las redes sociales, tras haber avisado que solo apoyarán públicamente a Torra ante su inhabilitación si el president antes declara la república. “Mientras los políticos sigan siendo igual de inútiles e incompetentes en la lucha por la independencia, poco más podemos hacer”, rezaba el comunicado, lo último que se sabe de Bloc Blanc desde entonces.

Los CDR queman un retrato del Rey Felipe VI en una manifestación por la Diada del 11 de septiembre de 2020 | EFE/QG
Los CDR queman un retrato del Rey Felipe VI en una manifestación por la Diada del 11 de septiembre de 2020 | EFE/QG

Alerta en el cuerpo de los Mossos

Pese a que Blanc Bloc ha dado a entender que no está por la labor de salir a las calles si los políticos independentistas no hacen su trabajo para conseguir la escisión, en el cuerpo de los Mossos d’Esquadra hay temor a lo que pueda hacer el movimiento independentista radical cuando Torra sea expulsado del Govern.

Los agentes temen que Blanc Bloc puede poner en peligro la seguridad en Barcelona, puesto que en los últimos meses sus miembros se habrían entrenado para una “estrategia de violencia continuada” através de una organización bien estructurada.

Y es que Blanc Bloc, en sus primeras comunicaciones en plataformas digitales, publicó manuales para fabricar escudos y otros materiales caseros de protección para abrirse paso en caso de confrontamientos con la policía. Su nombre y su inspiración en el italiano Tute Bianche también supone que sus miembros se vistan de blanco para poder reconocerse entre ellos en las movilizaciones y articular mecanismos de defensa en caso de ser necesario.

Reproches de los CDR a Torra

A las dudas de si Blanc Bloc puede considerarse tan siquiera como una seria amenaza a la convivencia en Cataluña se suma también que muchos miembros de los CDR están descontentos con Torra. El argumento oficial es que se manifestarán tras su inhabilitación para defender la libertad de expresión (el president sería condenado por colgar pancartas en periodo electoral), que no para aupar su figura dentro del independentismo.

Esto se evidenció este miércoles, cuando se cumplió un año desde la detención de varios CDR que habrían participado en bloqueos de carreteras y manifestaciones violentas en el pasado. Una de las movilizaciones para reclamar la libertad de estos separatistas, cuyo juicio aún está en marcha, coincidió con la llegada de Torra al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña para declarar como acusado en otra causa que también tiene que ver con las pancartas.

Decenas de cuentas de Twitter de los CDR denunciaron que Torra y las personas de confianza que le acompañaron antes de su entrada al tribunal ignoraron la protesta por los independentistas detenidos. Incluso afearon que Torra les cortara de una foto colgada en la red social. “Vuestra insolidaridad espeluzna”, reprocharon los CDR de los barrios barceloneses del Gòtic y el Raval.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre política en Cataluña