Disturbios en Barcelona en el quinto día de protestas por la sentencia del 'procés', el 18 de octubre de 2019. | EFE/QG/Archivo

Diada 2020: El independentismo radical contraprograma a la ANC

stop

Los CDR, la CUP y un nuevo grupo radical llamado Blanc Bloc convocan movilizaciones por la Diada al margen de las concentraciones de la ANC

Alessandro Solís

Economía Digital

Disturbios en Barcelona en el quinto día de protestas por la sentencia del 'procés', el 18 de octubre de 2019. | EFE/QG/Archivo

Barcelona, 10 de septiembre de 2020 (04:55 CET)

La primera Diada en tiempos de pandemia y después de la sentencia del procés se prevé extraordinaria. Acostumbrado a cifras de asistentes que se cuentan por los cientos de miles, el movimiento independentista tendrá que conformarse con unos cuantos miles, pues las concentraciones convocadas serán de aforo limitado y tendrán que realizarse respetando el distanciamiento físico. A ello se sumará otro revés: hasta ahora, las inscripciones de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) no despegan, lo que podría indicar miedo o una repentina falta de interés.

No obstante, el riesgo que corre la ANC no solo es que la Diada de 2020 se convierta en el 8-M de la causa soberanista (la clase política vinculó, sin evidencia, las manifestaciones feministas con el disparo de los contagios del coronavirus), sino también que algunas cosas de la 'vieja normalidad' se cuelen en la 'nueva normalidad'. Es decir, que, como ya ha pasado antes, el independentismo radical aproveche el llamamiento del independentismo institucional para intentar sembrar el caos. Como en los disturbios tras la sentencia, por ejemplo.

Mientras la ANC ha convocado en torno a un centenar de pequeñas concentraciones en municipios a lo largo de toda Cataluña, los grupos radicales han hecho lo propio pero a menor escala y al margen de la entidad. La CUP, Arran, EndavantAlerta Solidària han convocado una movilización en el Arc de Triomf de Barcelona para defender que en los "Países Catalanes" hay "otra manera de vivir" llamada "independencia". Y los Comités de Defensa de la República (CDR) han organizado otra protesta en el mismo lugar y a la misma hora.

Los CDR se hacen de un nuevo socio para la Diada

Este año también ha surgido un nuevo grupo radical: se llama Blanc Bloc y, fiel a la tradición soberanista, está inspirado en movimientos de otros países. Si los CDR se inspiraron en los cubanos Comités de Defensa de la Revolución y Tsunami Democràtic utilizó métodos semejantes a los de los manifestantes de Hong Kong, Blanc Bloc emula al grupo italiano Tute Bianche (trajes blancos). Este movimiento antiglobalización estuvo activo entre finales del siglo XX y principios del XXI. 

Blanc Bloc apareció en Twitter en julio pasado y su perfil avisa que este 11 de septiembre "se acerca un cambio". Tanto en la red social como en su canal de Telegram comparte, entre otros contenidos, manuales para fabricar escudos, consejos para formarse y protegerse en enfrentamientos con la policía, y una lista de "herramientas esenciales" para la manifestación de la Diada. En su primer mensaje público, el grupo asegura que su objetivo es "hacer efectivo el mandato del 1-O" y advierte de que "este 11-S saldremos a las calles más organizados que nunca" a declarar la "DUI".

Durante las últimas semanas, Blanc Bloc ha instado a sus simpatizantes a asistir a la Diada con mascarillas pero también con cascos y "protecciones caseras". Además, ha desmentido las acusaciones de que se trata de una nueva versión de Tsunami Democràtic. "No somos Tsunami ni pretendemos serlo, ni mucho menos. Somos un movimiento desvinculado totalmente de partidos políticos que desea que el pueblo se movilice y desobedezca ya de una vez", porque "solo desobedeciendo podremos presionar al Govern para promover la DUI".

No obstante, en un comunicado, Blanc Bloc dice que "Tsunami Democràtic nos enseñó qué puede hacer la fuerza de la gente", y que por ello este nuevo grupo se ha propuesto sacar adelante la declaración unilateral de independencia, cuyo "principal obstáculo" ha sido "la clase política catalana". Su primera manifestación será en la Diada y será una colaboración con los CDR, puesto que el grupo ha anunciado esta semana que se sumará a esa movilización convocada en el Arc de Triomf, cerca de las concentraciones de la ANC en Plaça Catalunya y Universitat.

Entre sus consejos de cara a este viernes, Blanc Bloc ha animado a los manifestantes a disiparse en las concentraciones de la ANC en caso de ser perseguidos por la policía.

La CUP y los CDR, al margen de la ANC

Si bien otras organizaciones como la CUP y los CDR han convocado manifestaciones por la Diada en otras ciudades catalanas, la movilización que compartirán con Blanc Bloc en el centro de Barcelona es la que más genera expectativa en los círculos de independentistas radicales. La CUP ha hecho un llamamiento a concentrarse en el Passeig de Lluís Companys y los CDR en el Arc de Triomf, que para efectos prácticos son el mismo lugar pues Arc de Triomf es parte del citado paseo barcelonés que conecta la avenida de Vilanova y el parque de la Ciutadella.

Los CDR anunciaron desde el pasado 1 de septiembre que esta Diada "salimos a la calle" para "recordar al régimen del 78 que seguimos determinados a conseguir la independencia" y "exigir al Govern que frene la represión contra el independentismo y retome el camino de la desobediencia". Al igual que Blanc Bloc, los CDR blandean la bandera de la DUI que Carles Puigdemont anunció pero en segundos retiró. “Sentenciémoslos” y "la lucha continúa" son los lemas de la organización para esta Diada, la primera desde la sentencia del 1-O.

Pero la nostalgia independentista no se limita solo a esa sentencia del Tribunal Supremo que condenó a nueve líderes del procés a a hasta 13 años de cárcel. Los disturbios de las semanas posteriores a la decisión del alto tribunal también son parte ya del imaginario separatista. Por ello, el plan de los CDR es que, una vez acaben las concentraciones de la ANC y su propia protesta en Arc de Triomf, los asistentes se trasladen a Plaça Urquinaona, escenario de tensos enfrentamientos entre radicales y fuerzas policiales durante varias jornadas consecutivas en el otoño de 2019.

Las medidas sanitarias están garantizadas, según los involucrados, desde la ANC hasta los CDR. Al margen de ello, la gran incógnita es la disposición del independentismo a "salir a las calles" en plena pandemia y cuando hace apenas unas semanas el rechazo a la secesión marcó máximos desde 2015 en Cataluña, según datos de la Generalitat.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad