Vilarrubí y Cornado declaran el lunes como imputados por el caso de Pujol jr.

stop

Los empresarios tendrán que explicar ante el juez sus negocios con el hijo del ex presidente de la Generalitat

Carles Vilarrubí, vicepresidente del Barça y empresario relacionado en el caso Pujol

en Barcelona, 15 de noviembre de 2015 (18:05 CET)

Los empresarios Carles Vilarrubí y José Cornado, presidente del grupo constructor Copisa, declararán este lunes como imputados en la Audiencia Nacional en el contexto de una pieza abierta por el juez José de la Mata dentro de la investigación a Jordi Pujol Ferrusola.

Según fuentes jurídicas, el magistrado también tomará declaración a dos banqueros, que comparecerán ante el juez en calidad de testigos.

Declaraciones abiertas a todas las partesDespués de que el jueves se levantara el secreto del sumario de la pieza abierta por De la Mata, mañana podrán asistir a la declaración todas las partes, incluida la acusación popular ejercida por UPyD.

El viernes ya declararon ante el magistrado los hermanos Josep y Pere Pujol Ferrusola, hijos del ex presidente de la Generalitat de Cataluña Jordi Pujol, quienes al igual que hizo su padre en una confesión pública, aseguraron que el dinero que tenían en cuentas de Andorra provenía de una herencia de su abuelo que luego dio beneficios a raíz de diferentes inversiones.

Los Pujol insisten en la versión de la herencia

Fuentes jurídicas informaron a Efe de que los hermanos, imputados por blanquear supuestamente dinero procedente de comisiones ilegales a cambio de adjudicaciones públicas, defendieron la tesis de la herencia que ya alegó su padre cuando se destapó el dinero que la familia tenía en el Principado.

Durante seis horas, ambos fueron preguntados por los ingresos registrados en sus cuentas de Andorra, algunos de ellos de su hermano mayor, Jordi, aunque en algunos casos no supieron explicar a qué se debían.

Cuentas en Andorra

La pieza abierta por De la Mata contiene la información que mandó el Principado al juez sobre los movimientos bancarios en las cuentas de los siete hermanos Pujol -todos ellos imputados en varias causas en la Audiencia Nacional y en Barcelona- y de sus padres, en la que se reflejan movimientos por decenas de millones de euros.

El juez imputó a Josep y Pere Pujol el pasado 27 de octubre, cuando ordenó desplegar la operación Hares, en la que se efectuaron una quincena de registros, entre ellos los de las casas de los dos hermanos.

Vilarrubí cree que su imputación es un error

Precisamente, en esa operación fue registrado el domicilio de Vilarrubí, quien, en un comunicado posterior, atribuyó el registro a un "error" y aseguró que desde hace más de treinta años se dedica a actividades empresariales e institucionales en España y en el extranjero "sin que jamás haya sufrido incidencia judicial alguna".

Respecto a Cornado, el juez sospecha que Jordi Pujol hijo cobró comisiones millonarias e ilegales del Grupo Copisa que preside el imputado "en contraprestación a gestiones" del primogénito del ex presidente catalán "o su entorno más próximo" para beneficiar a sus empresas.

Denuncia de una ex novia

La investigación a Jordi Pujol Ferrusola se inició a raíz de la denuncia de su ex novia María Victoria Álvarez, en la que detallaba los viajes que hizo con él a Andorra con mochilas llenas de billetes de 500 euros.

De lo investigado, se desprende que el primogénito de los Pujol desvió también parte de ese dinero a otras cuentas en paraísos fiscales como Panamá, Belice, Estados Unidos, Luxemburgo y Reino Unido.

El pasado febrero, la juez de Andorra ordenó el bloqueo de todas las cuentas que Jordi Pujol Ferrusola y su ex mujer, Mercé Gironés, también imputada en esta causa, tuvieran en las entidades Crédito Andorra, Bancsabadell de Andorra, Banca Privada de Andorra, Mora Banco, Mora Banco Grupo y Andbank.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad