El expresidente del gobierno balear y hasta el pasado enero senador por Baleares, José Ramón Bauzá, se incorpora a la lista de Ciudadanos para las europeas. /EFE

Vox lanza una opa sobre el PP

stop

El partido de Santiago Abascal aprovecha la baja de José Ramón Bauzá, crítico con Pablo Casado, para abrir sus puertas a los exmilitantes del PP

Economía Digital

El expresidente del gobierno balear y hasta el pasado enero senador por Baleares, José Ramón Bauzá, se incorpora a la lista de Ciudadanos para las europeas. /EFE

Barcelona, 24 de enero de 2019 (12:06 CET)

La lucha entre los partidos de la derecha política de aquí a las elecciones de mayo promete ser feroz. La contundente irrupción de Vox ha supuesto una brusca sacudida en el tablero y los de Santiago Abascal intentan aprovechar el viento en cola para que su formación gane altura.

Vox sigue con mucha atención las fragilidades de los populares porque ven en cada una de ellas como una oportunidad para proseguir su crecimiento. La última baja en las filas populares, la de Juan Ramón Bauzá (ex presidente de las Islas Baleares), ha propiciado una ofensiva de Vox, que se ha apresurado a abrir las puertas de su partido "a todos los exmilitantes del PP".

La renuncia de Bauzá en las Islas Baleares es particularmente lesiva para el PP debido a los motivos. El ex presidente balear ha dado un portazo al PP descontento por la política lingüística seguida por los suyos en la comunidad. En su adiós, acusó al PP de haber "sembrado y regado un nacionalismo que la izquierda no ha necesitado más que explotar" y lamentó que su partido haya justificado que "el catalán sea requisito en el acceso a la función pública" en las Baleares.

Sus críticas cuadran a la perfección con el ideario de Vox. Pero por si no fuera evidente, Bauzá lo dejó aún más a las claras: "Mi discurso lo ha defendido Ciudadanos y ahora lo defiende Vox pero no el PP", manifestó en declaraciones a El Mundo.

El fichaje de Bauzá por Vox

Desde su portazo, las especulaciones sobre el fichaje de Bauzá por Vox son continuas, pero las partes lo niegan por el momento. "Desmentimos que se hayan mantenido contactos políticos con José Ramón Bauzá ni ofrecido cargo alguno en Vox", afirmó el partido de Abascal en un comunicado.

En el mismo comunicado, Vox aprovechó para acusar al PP de haber aprobado "la normativa lingüística que ha permitido erradicar la lengua oficial del Estado de la educación, imponiendo el catalán como lengua única en la administración pública". 

La ofensiva de Vox dirigida contra el PP es un quebradero de cabeza para Pablo Casado, consciente de que su partido va a tener que ceder una parte de su pastel electoral a un adversario más que peligroso.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad