Vox recorta distancias con el PP y el bloque de la derecha lograría la mayoría absoluta

Pablo Casado se deja 8 escaños en el último mes mientras que Santiago Abascal crece 10, según una encuesta de NC Report

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado,d., y el líder de Vox, Santiago Abascal,iz., conversan durante la sesión constitutiva de la Cámara Baja. EFE/Ballesteros

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, y el líder de Vox, Santiago Abascal, conversan en la Cámara Baja. EFE/Ballesteros

Las formaciones del bloque de la derecha siguen contando con viento a favor en las encuestas para alcanzar la Moncloa y sumaría mayoría absoluta, pero no todo son buenas noticias para Pablo Casado. Vox ha mantenido en enero su tendencia ascendente a costa de un Partido Popular que ha ido perdiendo fuerza tras su subidón del 2021.

El último sondeo de NC Report para La Razón ha otorgado a la formación de Casado el 27,3% de los votos en unas hipotéticas elecciones generales, lo que le permitiría hacerse con un botín de entre 115 y 117 escaños. El resultado le mantiene como la primera fuerza política pero cada vez más lejos del objetivo de la mayoría absoluta.

Los datos contrastan con el escenario que vaticinaba la misma empresa demoscópica hace justo un mes. Para entonces, el partido conservador contaba con una intención de voto del 29,3%, lo que se traduciría en un resultado de entre 125 y 127 representantes en el Congreso de los Diputados.

La formación de Pablo Casado continúa así moderando sus previsiones, después del pico máximo que alcanzó en el verano de 2021 después de la victoria de Isabel Díaz Ayuso en las elecciones de la Comunidad de Madrid, mientras ya tiene en marcha su campaña para competir en Castilla y León.

Este pinchazo de los populares lo ha aprovechado para crecer Vox que continúa robando electores a su principal rival en el espectro de la derecha. La formación de Santiago Abascal conseguiría el 16,7% de los apoyos si se convocasen elecciones, lo que significaría un grupo parlamentario de entre 61 y 63 diputados.

El partido ha experimentado un fuerte repunte de 10 diputados con respecto al anterior sondeo, lo que le permite soñar con tener un papel más protagonista en una hipotética coalición de gobierno. La alianza se antoja imprescindible para desbancar a Pedro Sánchez de la Moncloa.

La suma de los dos partidos se sitúa entre los 176 y los 180 diputados, lo que les permitiría llegar a la mayoría absoluta. Incluso en el peor de los escenarios, sería posible superar el ecuador de la cámara gracias al apoyo experto de Ciudadanos (1) que se resiste a desaparecer y de otros partidos regionalistas del ala de la derecha.

La caída de Pedro Sánchez debilita a la izquierda

Más allá de la cuota de poder en el espectro de la derecha, la encuesta no ha revelado grandes cambios sobre la aritmética parlamentaria que permitiría formar gobierno. El pinchazo del PSOE complica las opciones de revalidar una coalición de izquierdas en el Congreso.

La formación de Pedro Sánchez conseguiría el 25,3% de los votos en unos nuevos comicios, lo que le dejaría relegada como la segunda fuerza del Congreso con una presencia de entre 95 y 97 diputados. La evolución de los sondeos mantiene la tendencia a la baja del presidente que sigue perdiendo apoyos tras superar el ecuador de la legislatura.

El bloque socialista perdería tres diputados en comparación con el sondeo del mes de diciembre, lo que dificulta el escenario para gobernar. La cifra se coloca ya 25 escaños por debajo que el resultado que le permitió en 2019 llegar hasta la Moncloa con el apoyo del resto de la izquierda y de las fuerzas nacionalistas.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, y la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en el Congreso. EFE

La encuesta de NC Report sí que ha vaticinado una cierta recuperación de Unidas Podemos, aunque no suficiente como para compensar la pérdida de votos de la izquierda. La formación de Yolanda Díaz llegaría hasta el 11,1% de los votos, lo que se traduciría en un botín de 27 a 29 diputados. Son tres más que en diciembre pero 6 por debajo de 2019.

Si sumamos a la ecuación el 2,4% de los votos que lograría Más País (5 escaños), la suma de la izquierda apenas alcanzaría los 131 diputados en el mejor de los escenarios. Ni siquiera el apoyo de sus socios habituales permitiría superar la barrera de la mayoría absoluta. Esquerra Republicana maneja una estimación de voto del 3,4% (13 diputados), el Partido Nacionalista Vasco del 1,6% (7) y EH Bildu del 1,1% (5).