Zaragoza sobre las escuchas: “Yo no he sido”

stop

ESPÍAS

El diputado socialista José Zaragoza/EFE

13 de febrero de 2013 (14:17 CET)

“Yo no he sido”. José Zaragoza, ex secretario de organización del PSC y diputado en el Congreso, ha acabado reaccionando con cierta contundencia ante las informaciones que le relacionan con el encargo de una grabación entre la ex novia de Jordi Pujol Ferrusola y la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho. Y ha anunciado que presentará querellas, todavía sin concretar, “contra todos aquellos que me han atribuido esas informaciones”.

Con la lectura de un comunicado y las respuestas a las preguntas de los medios de comunicación, Zaragoza ha reiterado que no ha tenido nada que ver con ese asunto. Y se ha negado a especular sobre la posible responsabilidad de esas escuchas, en caso de que no fuera él o el PSC.

Investigación interna sobre escuchas

Pero Zaragoza, algo nervioso –él mismo lo ha atribuido a la pérdida de pericia en los contactos con la prensa desde que es diputado en el Congreso en Madrid-- ha indicado que el PSC sí contrató los servicios “de empresas del holding Método 3”, supuesta responsable de esa grabación. Fue en tres ocasiones en 2009 y una vez a finales de 2011. Se trataba de servicios de seguridad en la sede del PSC, en la calle Nicaragua de Barcelona. Se encargó la vigilancia de algunas estancias, y se investigó sobre la posible existencia de micrófonos en algunos despachos de dirigentes socialistas. Según Zaragoza, “no se encontró nada”, pero algunos cargos del PSC lo consideraron necesario, tal vez por un exceso de celo.

El caso es que Zaragoza sí tuvo contactos con personal de investigación de Método 3. Según el ex secretario de organización socialista, aunque él personalmente no tenía por qué encargarse de esas funciones, sí conoció al personal de Método 3 “que entraba y salía” de las estancias de la sede socialista. Pero no hubo más. Y, en ningún caso, nada de nada acerca de ese encargo para grabar las conversaciones durante un almuerzo en el restaurante La Camarga entre Victoria Álvarez, la exnovia de Jordi Pujol Ferrusola , y Sánchez-Camacho. En esa grabación, según El Mundo y El Periódico, Álvarez explicó a la presidenta del PP catalán las actividades supuestamente ilegales de Pujol Ferrusola.

Villena Barjau

En las informaciones periodísticas de El Mundo se indica que la responsable de la grabación en el restaurante La Camarga fue “la detective E.V”. En la página web de Método 3, esas siglas podrían corresponder a Elisenda Villena Barjau, presentada como “criminóloga, detective privado y directora de seguridad”. Según Zaragoza, personas cercanas asesoraron al PSC a contratar los servicios de Método 3, o alguna de sus empresas, para las necesidades de seguridad que, finalmente, encargaron.

Zaragoza no ha ido más allá. Niega que esté detrás de esas grabaciones y presentará querellas contra los firmantes de esas informaciones, sin especificar de qué medios.

Demanda de Sánchez-Camacho

La otra parte afectada, Alícia Sánchez-Camacho, ha anunciado este miércoles que presentará una denuncia ante la Polícia, por el supuesto espionaje. Y también presentará una demanda contra Método 3. La presidenta del PP ha asegurado que quiso acompañar a la exnovia de Pujol Ferrusola a la Fiscalía Anticorrupción para denunciar los hechos que le había comunicado, y que ella no quiso hacerlo. Ante esa negativa, Sánchez-Camacho ha considerado que ella no podía hacerlo en nombre de Victoria Álvarez.

El caso de las escuchas ha sido motivo de debate en el Parlament. El president Artur Mas ha reprochado a Sánchez-Camacho que no denunciara los hechos, como él hizo hace unas semanas contra el diario El Mundo, tras algunas informaciones que le relacionaban con supuestas cuentas en Suiza.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad